Indultos: Carta abierta a don Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de la nación

Información
Localidades de Galicia | 12 Junio 2021 | 2814 votos - Registrese para votar | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Manuel Álvarez De Mon Soto | 12/06/2021 6:46

Señor Sánchez, como columnista que llevo escribiendo años, sobre el conflicto de Cataluña, del que también he hablado en TV3, la televisión autonómica de Cataluña, me veo legitimado para respetuosamente dirigirle estas lineas. 

 

Le quiero decir que respecto a los esperados próximos indultos de los condenados por el juicio, llamado del «proces», por los hechos de 2017, y sobre la manifestación en contra de los mismos del próximo domingo 13 de junio, que comprendo y comparto su planteamiento de indultar .

Pero también entiendo el contrario.

Me explicaré. Jurídicamente, en cuanto a la concesión del indulto, cabe recordar que es posible tanto negarlos como concederlos, con arreglo a la Ley del Indulto de 1870, como públicamente es conocida su intención de hacerlo, aunque sí puede haber quizás algunos obstáculos jurisprudenciales.

Pero lo importante no es aquí lo jurídico sino lo político y por ello mi comprensión de su postura y también la de los contrarios.

Estamos ante un problema de muy difícil solución, que es el del encaje de Cataluña en España, el cual no puede sólo venir de soluciones legales sino políticas,  pues hay un problema de legitimación, respecto a la soberanía.

Esta es la verdadera cuestión y exige a largo plazo, se quiera o no, una reforma constitucional, pues la rigidez actual cierra muchas puertas al diálogo entre un lado, el importante sector nacionalista catalán –burgués fundamentalmente, aunque minoritario socialmente–, pero que tiene, sin embargo, un peso innegable de poder e influencia.

Y de otro lado, entre el sector no independentista, llamado constitucionalista, junto con el resto de España, con la voz decisoria del Gobierno.

Mientras esa reforma constitucional no llegue hay que dialogar para ir arbitrando, entre tanto, medidas de convivencia y, por ello, entiendo su postura sobre el indulto.

Pero también el de admitir que ese diálogo es emocionalmente difícil, para muchos españoles ,tanto de derechas, como de izquierdas, que no quieren dar más concesiones al independentismo catalán, pues temen –con sólidas razones– que ello podría acabar con España, antes o después, y por ello muchos se manifestarán contra los indultos .

Tanto ellos como los independentistas tienen sus sentimientos, que son legítimos, pero sin racionalidad no es posible una convivencia duradera en concordia.

Hace falta afrontar ese problema. El muy mayoritario apoyo a la Constitución en Cataluña en 1978, el mayor de toda España, sigue jurídicamente vigente , pero, políticamente está cuestionado por el sector nacionalista.

Aquí, usted señor Sánchez, creo que está afrontando el tema directamente y así debe ser, aunque eso acarree muchas incomprensiones y desgaste político.

Yo estoy preparando un libro  sobre el conflicto catalán, que sea lo más objetivo posible, empezando por contar la historia, sin manipulaciones y mitos, como tanto se hace y sugerir vías de solución como he hecho en escritos anteriores .

Atentamente le saludo.