LOS ESBIRROS DEL SOCIALISMO EN MONFORTE DE LEMOS

Información
Hoy es noticia | 04 Abril 2022 | 581 Votos | Correo electrónico | Imprimir

A propósito del plan de la obra de ingeniería urbanística ¿cómo es posible que pretendan construir o edificar un complejo de viviendas en el núcleo urbano de este pueblo sin tan siquiera tener un Plan Urbanístico propio?

 

Después de haber resucitado un proyecto de hace más de 21 años, y propuesto por el señor Nazario Pin del Partido Popular, ahora nos quieren hacer creer que es viable, algo que hasta ellos mismo en aquella época lo negaban rotundamente por razones de corrupción. ¿Cuál será el aliciente para querer darle salida ahora?

En su plan dicen que se ajusta a la Ley del Suelo de Galicia, porque se han consolidado como terrenos edificables, y bajo una fórmula cooperacionista, que hay que acatar por activa y por pasiva, porque hay que colaborar por el bienestar general y común de todos los ciudadanos. Esta afirmación se puede poner en duda por muchas razones.

Y esto lo dice un señor que cobra un sueldo de 7.400€, como regidor de la ciudad, y de 68.914€, como Presidente la Diputación de Lugo, que si los sumamos dan un monto total de 83.436€ al año. Ahora entiendo por qué esta corporación no apoya a los huelguistas, damos por supuesto que no tiene problemas económicos de ningún tipo, yo tampoco los tendría con ese sueldo.

Habría que sumar lo que cobra como secretario general del PSOE en la provincia de Lugo, asumiendo que no podemos contabilizar las comisiones y concesiones a través de contratos a empresas colaboradoras, para la “destrucción” de España. Roba el dinero de los fondos públicos, igual que el PP. Pero esto no es nada si lo comparamos con el que vive en Puebla del Brollón, el señor José Manuel Franco Pardo, cuyos emolumentos ascienden a la cantidad de 112.800,68€ anuales, como Presidente del Consejo Superior de Deportes, para este Gobierno de Pedro Sánchez.

Me remito a su frase tan famosa, “a cidade e de todos e non do quen ten unha leira”. También recuerdo otra frase de un regidor monfortino que en tiempos de crisis como los de ahora, dijo…”si es verdad que estáis pasando hambre, aún no os he visto comer la hierba de los montes”. Este era otro tirano de la época, y quizás dentro de poco el que va a tener que beber del mismo charco que el pueblo, sea él.

Si fuese un poco más listo este alcalde, que no digo que no lo sea, el Plan Urbanístico sería el siguiente:

A saber:

Destinar los recursos económicos que se van a invertir en este mega-proyecto, dos de los más ambiciosos en Monforte de Lemos, a restaurar todos aquellos edificios y casas de propietarios que se comprometan a venderlos después, rehabilitando el parque inmobiliario de todo el pueblo.

Se beneficiarían así multitud de autónomos y empresas, que darían trabajo a muchas personas en el pueblo; por no hablar de la recaudación de impuestos indirectos. De esta forma se revertiría en la economía de todos los hogares, enriqueciendo el tejido económico, además de regular los posibles fraudes relacionados con este tipo de planes urbanísticos.

Esta medida es muy ambiciosa y está a la altura de las circunstancias, ya que no se deberían construir dos urbanizaciones, concentrando la riqueza y la belleza en el núcleo del pueblo, cuando el 60% está completamente en ruinas; ello va en detrimento de la calidad de vida de muchos monfortinos que no pueden pagar una vivienda en condiciones.

Y si quiere mirar por el futuro de las familias de Monforte de Lemos, tendrá que invertir en su polígono, que ahora está casi todo comprado por el capital que procede de China. También repasar la mala gestión de Rio Seco, que prometió una potabilizadora para los empresarios que querían invertir allí y sigue paralizado después de tantos años. Así como el mega-proyecto urbanístico que quiere construir en el Malecón, que realmente no hace falta, y sigue sin dar prioridad a lo más esencial y básico.

No queremos sus medidas y en las próximas elecciones, no le vamos a votar.

Vemos que sus supuestas acciones solidarias, la aportación de 15.000€ en ayuda a las familias que no pueden hacer frente a la crisis, contrastan con los 50.000€ que se destinan para poner un césped artificial en un parque del centro de Monforte de Lemos.

¡Habrá que dar prioridad a las necesidades más básicas!

También quiero recordar que durante el año 2020 y 2021, debido a la “Pandemia”, se cancelaron todos los presupuestos destinados a ferias, fiestas o romerías.

Podríamos preguntar: ¿dónde está el dinero que no se gastó por impedimento gubernamental? Quizás os lo habéis gastado en vuestras propias fiestas y no habéis invitado al pueblo, como Pedro Sánchez y sus acólitos suelen hacer.

ASOCIACIÓN EUROPEA DE CIUDADANOS CONTRA LA CORRUPCIÓN

social youtube xornalgalicia   feed-image