Por qué es importante formarse para invertir en criptomonedas

Información
Comunicados | 20 Diciembre 2021 | 1963 votos | Correo electrónico | Imprimir

phpkHEPjf61c039154aa11Invertir en criptomonedas puede ser un buen modo de obtener rentabilidad al dinero que tengas para comprarlas pero lo cierto es que es importante, ante todo,  formarse para entender el mundo de las criptomonedas, así como las bases y fundamentos de esta tecnología, puesto que es mucho más que un modo de ganar dinero. 

Para ello puedes seguir la mejor información a través de opciones como https://www.opinionde.online/crypto-master-academy/. En cualquier caso, te acercamos algunas claves al respecto.

La importancia de la formación antes de invertir en criptomonedas

Según afirman los expertos es importante conocer el funcionamiento de las criptomonedas antes de invertir en ellas. Comprender la tecnología que emple la gran mayoría de ellas, conocida como blockchain, así como el concepto en el que uno debe custodiar las monedas en cuestión como si fuera un banco en sí mismo es fundamental para saber cómo actuar. También es posible confiar en un exchange para ello pero para todo esto es importante saber qué es.

Además, esto resulta especialmente importante si se tiene presente que en el mundo de las criptomonedas, y a diferencia de lo que ocurre con los servicios financieros tradicionales, en el entorno de las criptomonedas no todas las plataformas que ofrecen el servicio de ser un monedero virtual, etc, cuentan con un servicio de atención al cliente. Debes tener claro en todo momento que en el caso de que pierdas u olvides tu clave no tendrás acceso a tu dinero, por alta que sea la cantidad que hayas invertido y tengas ya al cambio en tus criptomonedas.

Bases de las criptomonedas

Las criptomonedas son un tipo de divisa digital que, a diferencia de lo que ocurre con las divisas convencionales, no están reguladas ni controladas por ninguna institución y al realizar transacciones no hay intermediarios. Se usan mediante una base de datos descentralizada, la tecnología blockchain, que lo que hace es tener un registro contable compartido y que permite tener el control de esas transacciones.

Las criptomonedas no se consideran un medio de pago válido, puesto que no tienen el respaldo de un banco central y tampoco cuentan con coberturas que den protección al cliente como pueden ser el Fondo de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía de Inversores.

Al comprar o vender una criptodivisa se ha de tener en cuenta que es una operación que no se puede cancelar y que si se ha comprado una moneda y se quiere recuperar el dinero habrá que venderla y viceversa pero, en ningún caso, se podrá dar marcha atrás a la operación en cuestión que se haya ordenado.

Son monedas que no existen de manera física y que se han de guardar en monederos digitales, es decir, un software que te permite almacenar la moneda en cuestión, en concreto, las claves que harán que puedas venderla si lo consideras oportuno o, simplemente, acceder a ella.

En cuanto a los monederos en los que se almacenan las criptodivisas encontramos las opciones frías y las calientes. Los monederos calientes son los que cuentan con conexión a internet, mientras que los fríos no tienen. En lo que se consideran los monederos calientes encontramos las opciones a las que se accede mediante la web, los monederos móviles y los monederos de escritorio.

En el caso de los llamados monederos fríos decir que son los monederos de hardware y de papel. En el caso de estos últimos se trata de una impresión en papel en el que se genera la clave privada. En cualquier caso, ni un tipo de monedero ni otro está regulado.

Funcionamiento de las criptomonedas

El funcionamiento de las criptomonedas es posible mediante el uso de la tecnología blockchain. Es decir, mediante el uso de un registro contable compartido que es capaz de ofrecer un alto nivel de seguridad. Estos sistemas son capaces de evitar, que, por ejemplo, un mismo activo digital se pueda vender o comprar en más de una ocasión o que sea víctima de falsificaciones. 

Por tanto, emplean una tecnología que hace las veces de libro de contabilidad en el que se introducen los registros y se guarda una gran cantidad de información que aunque está compartida en la red está también protegida con tales medidas que es una información que no se puede ni modificar ni borrar, por lo que las criptomonedas no pueden ser sujeto de ataques informáticos o robos precisamente gracias a esta tecnología que emplea lo último en seguridad.

social youtube xornalgalicia   feed-image