Por qué tener oro es la mejor manera de salvar tus activos

Información
Comunicados | 09 Junio 2020 | 1661 votos | Correo electrónico | Imprimir

El oro, la materia prima más codiciada por excelencia, se ha convertido en los últimos años en un activo monetario que sirve de alerta a inversores y mercados de que algo no va bien. 

A diferencia del dinero, que en momentos de crisis pierde su valor, el oro tiene un crecimiento estable y limitado, y en un periodo de pandemia como el actual cuando la economía está sufriendo un gran impacto, la mejor forma de proteger nuestro poder adquisitivo y garantizar nuestros ahorros es poseer metales preciosos. 

 

El oro pasa a convertirse así en un activo refugio y eso hace que su precio, ante la creciente demanda, aumente de forma considerable. 

Pero en esta ocasión, el incremento de la demanda no solo ha impactado en su precio, sino que el coronavirus también ha impactado de forma negativa en la cadena de suministro del metal amarillo. El cierre de minas y algunas refinerías, así como las restricciones en el transporte intercontinental han provocado que exista una falta de oferta para atender a toda la demanda. 

Un buen ejemplo de ello ha sido el cierre de Mponeng, la mina más grande del mundo situada en el nordeste de Sudáfrica, que tuvo que echar el cierre tras conocerse que 164 de sus trabajadores habían dado positivo por coronavirus. 

Así pues, el mercado actual del oro vive dos situaciones que afectan directamente a la escalada de su precio: una fuerte demanda por parte de los inversores y una restricción en la oferta de la materia prima. 

Su precio se sitúa en máximos de los últimos 7 años con 1.726 dólares la onza, si bien los analistas todavía creen que pudiera llegar a los 1.900 dólares antes de final de 2020.

¿Por qué el precio del oro en el mercado de divisas es mejor que en el mercado de valores?

Gracias a las fluctuaciones del precio del oro hoy en día podemos comerciar o especular con este metal y conseguir interesantes beneficios. Hay diferentes formas de hacerlo, todas ellas con sus pros y contras, solo hay que elegir la que mejor se adapte a nuestro perfil inversor. 

Una de las opciones más interesantes que encontramos en el mercado es operar con oro mediante un Bróker de divisas que solo nos exigirá una cantidad pequeña de dólares casi 24 horas al día, ya que las bolsas de oro están abiertas casi todo el tiempo y el negocio se mueve sin problemas desde Londres y Zurich a Nueva York, Sydney y luego a Hong Kong, Shanghai y Tokio antes de que Europa tome el relevo.

La mayoría de estos Brókers de Forex permiten operar al contado con Oro con precios en dólares, Euros y otras monedas. Además, podemos abrir una cuenta de forma online y operar con oro mediante una plataforma de trading forex de confianza, prácticamente en tiempo real y que nos permite aplicar diferentes estrategias, así como hacer uso del apalancamiento.

También se puede operar con opciones o futuros, que representan oro real a través de una bolsa regulada, pero requieren de un depósito de al menos 5.000 dólares con un corredor de futuros. 

Así como negociar acciones mediante un ETF (Exchange Trades Fund), que es el propietario del oro y que refleja estrechamente las fluctuaciones del precio. Pero exigen también depósitos mínimos altos y márgenes muy reducidos.

social youtube xornalgalicia   feed-image