No resolver problemas de humedades en la casa o el negocio puede ocasionar graves consecuencias

Información
Comunicados | 15 Abril 2020 | 1534 votos | Correo electrónico | Imprimir

Diversas causas pueden estar provocando humedad en un inmueble. No solucionar el problema a tiempo puede generar graves daños a la estructura y, lo que es peor, problemas de salud a quienes ocupan o frecuentan el lugar. Es fundamental contratar una empresa especializada en reparación de humedades que cuente con personal experto y los equipos necesarios para solventar la situación con rapidez y eficiencia.

 

Una mala calidad en los materiales o un inadecuado empleo de técnicas de construcción pueden ocasionar problemas en la vivienda que, si no son atendidos a tiempo, seguro que generarán graves consecuencias a nivel estructural del inmueble y también a la salud de los habitantes. Uno de estos problemas, el que puede convertirse en una verdadera pesadilla, es el de las humedades, que también suelen producirse si la casa está ubicada en una zona húmeda.

No corregir la situación a tiempo hace que las estructuras interiores y exteriores sean frágiles y tengan una poca vida útil. La pintura de las paredes se deteriora, aparecen las antiestéticas manchas de moho, y objetos como libros, mueble, ropa y demás se dañan por la excesiva humedad.

Peor aún, humedades recurrentes en el hogar o en el sitio de trabajo hacen que los ocupantes o quienes frecuenten el lugar, padezcan problemas respiratorios y de alergias que, de no atender la causa de raíz, pueden llegar a agravarse.

¿Qué hacer?

La mejor manera de acabar definitivamente con esta situación es contratar una empresa especialista en reparación de humedades, la cual cuenta con el personal y los recursos especializados para realizar los tratamientos adecuados.

Y es que éstos son problemas que deben ser tratados por profesionales y no improvisando sin tener los conocimientos necesarios, ya que una mala decisión puede causar daños graves a la estructura, que pueden evitarse dejándolo en las manos correctas.

En primer lugar, un especialista va a determinar el tipo de humedad que se presenta en el inmueble, sea casa o negocio, para así decidir el tratamiento a aplicar. 

En las paredes se pueden presentar tres tipos de humedades:

  • Por capilaridad: es cuando la filtración asciende desde el subsuelo hacia las paredes, observándose con más intensidad a nivel del suelo, disminuyendo mientras sube. Se da con frecuencia en estructuras antiguas o en zonas en las que llueve de manera constante.

Ocurre cuando las corrientes subterráneas de agua ascienden, disolviendo sales, lo cual ocasiona manchas en las paredes, acentuándose cuando se presenta una mala cimentación de la estructura o un drenaje inadecuado, entre otros factores.

El problema se presenta cuando el muro ya no tiene la capacidad de absorber más agua y salen las desagradables manchas negras que requieren el tratamiento de expertos para que no se destroce la pared ni esta excesiva humedad ocasione problemas de salud.

Por condensación: se produce cuando el vapor de agua que, por lo general está en el aire, se convierte en líquido, al impactar con una superficie fría. Esto suele ocurrir en las viviendas donde es superior la temperatura del interior con respecto al exterior, lo que es notorio a través de gotas en cristales, paredes mojadas o con manchas negras (moho), que también se pueden observar en el techo. Todo esto acompañado de un fuerte y desagradable olor a humedad.

Una de las causas que provoca este tipo de humedad es cuando se presentan fallos estructurales en el inmueble, sumado a la falta de ventilación.

Por filtración: ocurren cuando el agua penetra de forma directa en la estructura, bien sea por lluvia perenne o alguna tubería interior en mal estado. Se presenta frecuentemente en sótanos, plantas semienterradas, garajes y también en inmuebles con cubiertas que están impermeabilizadas incorrectamente.

Son muy notorias estas filtraciones, ya que comienzan a observarse rápidamente las manchas de humedad, salitre y moho. Pero no sólo eso, si este problema no se trata a tiempo, el deterioro en la estructura será bastante grave.

Es vital en todos estos casos contratar una empresa cuyos expertos puedan identificar qué tipo de humedad se está presentando y las causas que la están provocando, de tal manera que puedan diseñar un plan de acción, ejecutarlo y así eliminar el problema definitivamente.

social youtube xornalgalicia   feed-image