¿Cuál es el impacto de las apuestas online en el gobierno español?

Información
Comunicados | 03 Junio 2019 | 1843 votos | Correo electrónico | Imprimir

football 3471402 640La aparición de Internet cambió para siempre el servicio de los casinos y el sistema de apuestas. Los avances tecnológicos, la iniciativa comercial y las demandas del mercado son algunas de las razones por las cuales apostar de forma remota ha incrementado de manera exponencial desde los años noventa.

 

Este incremento ha brindado a los gobiernos europeos algunos efectos positivos y otros no tanto, pero, sobre todo, la necesidad de encontrar nuevas maneras de regular una actividad que sigue en continua expansión. Algunos gobiernos se han adaptado más que otros, pero lo cierto es que, en todos los casos, apostar de forma remota ha afectado al mercado tradicional de apuestas y, por tanto, también a la forma en que este nuevo escenario debe ser regulado por los gobiernos estatales europeos.

En algunos casos se ha restringido de alguna manera las apuestas online. En países como Grecia, Hungría, Lituania y Luxemburgo, apostar online está prohibido de alguna manera ya que han tomado algún tipo de decisión que proteja los intereses de los gobiernos y de los grupos económicos que regulan la actividad, o han prohibido, por ejemplo, las operaciones entre países extranjeros. La realidad es que las apuestas domésticas hechas en Internet están permitidas en una larga lista de países europeos. Pero ¿cuál es el caso de España? En este artículo nos centraremos en la forma en que impacta directamente en el gobierno español.

Regulación española

Según recientes estudios, la situación de España es particular, como cada uno de los países europeos. Tiene una gran actividad y demanda de apuestas online, pero está sujeta al monopolio de las regulaciones hechas por los gobiernos locales y regionales. Para el caso de Internet hay un Registro Mercantil al que deben sumarse si es que una compañía decide desarrollar la actividad del juego.

Por eso, ¿cuál es el impacto que tiene esta actividad si se desarrolla de manera dinámica en el gobierno español?

Economía en ascenso

Una de las razones por las que se aprueba la desregulación de las apuestas online es el incremento y la fluidez de las ganancias para todo aquel que decida invertir en este negocio. Esta situación dinámica permite un enorme desarrollo económico para quien quiera formar parte, y también para los usuarios que encuentran un espacio de recreación que les permite, además, ganar un poco de dinero, si es de manera controlada y con moderación. Según los informes de la Dirección General de Regulación de Juego (DGOJ), después de algunos cambios en la regulación de las apuestas online, la industria se disparó en un auge sin precedentes. Los ingresos brutos llegaron a $678 millones en 2017, mientras que en el 2016 la cifra fue sólo de $514. Esto quiere decir que aumentó en un 31,9 %. En cuanto a los ingresos trimestrales, las apuestas deportivas online y los juegos de azar fueron de $203 millones, demostrando nuevamente su incremento, especialmente en lo que se refiere a lo deportivo, que es lo más popular actualmente.

Además, España ha decidido reducir los impuestos en un 5%. Esta medida busca atraer a nuevos inversores y operadores que tengan la debida licencia para que se inserten en el medio local. Es acertado pensar que el recorte propuesto por el Parlamento se debe, principalmente, como consecuencia de un desarrollo que no es posible frenar. Esta es su consecuencia y no su causa. Por otra parte, las predicciones para los próximos años son muy positivas. Según la compañía Ficom Leisure, habrá un crecimiento entre $1.22 mil millones y $1.84 mil millones, de tres a cinco años en adelante. Sin embargo, esto no implica que no exista la posibilidad de invertir ni que el mercado se encuentre saturado. Si la regulación se complica, esto hará que muchos potenciales inversores decidan poner su dinero en otra área. Lo cierto es que, actualmente, España tiene una regulación más abierta que países como Inglaterra o Francia. Esto se debe al interés de que el mercado de las apuestas crezca y madure.

Por todo esto, no es posible desestimar la tendencia positiva que produce en la economía la enorme cantidad de flujo de dinero que genera la industria del juego, y que, además, ayuda a volver a posicionar a España como un país próspero y pujante.

Algunas consecuencias que también hay que atender

Si bien hemos considerado las tendencias positivas de la relativa desregulación del juego en tierras españolas, también hay estudios que consideran la posibilidad de que ciertas cuestiones afecten al funcionamiento orgánico y sano de la economía del país. Es posible pensar que una economía completamente libre no sólo afecta directamente en los ingresos de una compañía inversora sino también en aspectos que incluyen el vínculo con el crimen organizado. La literatura científica basa sus estudios en los casinos de los Estados Unidos, que tiene una industria muy desarrollada, pero tampoco ha encontrado estadísticas que sean realmente significativas como para vincular esta actividad con el crimen. El vínculo surge a partir de la relación entre ciudades que atraen mucho turismo y al mismo tiempo, crimen. Con el surgimiento de nuevas formas de apostar, este problema se descentraliza y pierde fuerza.

Otro aspecto que preocupa a los gobiernos tiene que ver con el uso indebido del negocio, dejando un espacio vacío para la estafa, el crimen organizado y el lavado de dinero. Como consecuencia de este problema, los gobiernos europeos comenzaron a exigir licencias y a regular quién y de qué modo es posible invertir. La realidad es que, si el gobierno español permite y potencia la industria del juego, esto afectará de una manera positiva en toda la economía del país, pero también es cierto que se debe cuidar que esto se desarrolle de manera legal, sin permitir que se produzcan ilícitos ni vacíos legales en lo que respecta al modo en que los inversores deben comportarse.

social youtube xornalgalicia   feed-image