GALIZA IS DIFFERENT AND NOT SPAIN por Marta Rodríguez

Información
COLUMNA | 23 Mayo 2021 | 2655 votos Regístrese para votar | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

rosalia castro de murguia f5406f74 1200x630

Rosalía de Castro escribió una vez que Galiza no debía de considerarse española, porque ese país se olvidaba de ella a pesar de su hermosura.

“Galiza, non debes chamarte nunca española, porque España renega de ti, cando eres, ¡ai!, tan fremosa”, esto viene a ser lo que decía Rosalía.

Desde hace tiempo nos damos cuenta de lo olvidada que está esa tierra que por extensión es la séptima del reino español. Una región que por su características, su peculiaridad y su identidad, es una nación muy diferente a la unión hecha por los Reyes Católicos.

Muchos marginan a esta tierra, de la incluso dicen que su nacionalismo es “simpático”, sin embargo es de las más peculiares como para destacarla o no olvidarse de ella. Los gallegos se indignan cuando escuchan hablar las regiones históricas que están ahora dentro del reino español y solo se menciona Euskadi o Catalunya.

Los gallegos, junto a astures y cántabros fueron los últimos escollos a los que Roma tuvo que enfrentarse para la pacificación total de Hispania, y sólo después de estrellar decenas de legiones contra sus fortalezas logró su sumisión. Los árabes nunca fueron capaces de asentarse en estas tierras tan hostiles para ellos y su retirada hasta los márgenes del Duero permitió el renacimiento de la España cristiana y europea en las montañas del Norte.

Durante la Edad Media, Galicia conoció un breve periodo de independencia, pero fue asimilada por la Corona de Castilla como consecuencia de la política de matrimonios y herencias que desmembró y volvió a unir España durante los siglos XI al XIV. La insostenible situación del campesinado desembocó en las Revueltas Irmandinas, revolución de corte popular sofocada violentamente y sin contemplaciones por los Reyes Católicos y que significó el comienzo de una época de sumisión hacia Castilla.

Los años oscuros del nacionalismo gallego comienzan y el idioma gallego y la conciencia de nación sobrevive en las aldeas, mientras las clases altas y la burguesía adopta el castellano como elemento diferenciador social.

La Ilustración, y un siglo más tarde, el nacimiento del federalismo, avivaron la chispa del nacionalismo gallego. Comenzó un proceso de dignificación de la lengua gallega, alcanzando en ciertas obras un nivel admirable, como en los casos de Rosalía de Castro, Pondal, Curros Enriquez...

La inestable situación política de España a lo largo del siglo XIX propició una serie de levantamientos armados en pos de la independencia, poco secundados por la población y que desembocaron en un fracaso prácticamente absoluto. Pero la semilla estaba sembrada y bajo la Segunda República Española (siglo XX) Galicia estuvo muy cerca de conseguir el ansiado Estatuto de Autonomía bajo el liderazgo de Castelao. El levantamiento franquista en 1936 cortó este proceso político y la victoria de las tropas nacionales puso fin a cualquier intento de independencia política. Tras la muerte del dictador, en la nueva y joven democracia española, Galicia obtuvo su Estatuto de Autonomía y se equiparó a otras nacionalidades históricas inmersas en España, como Cataluña y el País Vasco.

En la actualidad, a pesar sus hazañas, que hacen que se la conozca como la tierra de Breogán, fogar de Breogán que se recoge en el himno, Queixumes dos Pinos, Galicia está siendo considerada una comunidad autónoma más.

Galicia, o más conocida entre sus habitantes por Galiza, el mismo nombre que una localidad portuguesa cercana a Portugal, cuenta con una identidad propia, y es una importante cuna de cultura que hacen que se la pueda diferenciar del resto de territorios.

Además cuenta con un idioma propio, el galego, del que procede a su vez el portugués.

De sus cuatro provincias, que tal y como muestra el escudo con las siete cruces fueron tres más, han salido importantes personalidades: el historiador y periodista Manuel Murguía, casado con Rosalía de Castro, Faraldo, Aguirre, Sánchez Deus, Moreno Astras, Pondal, Cendón, Rosalía de Castro, Avendaño, Vicetto e Ignotus.

De Galiza han salido también Los Limones, los míticos Manuel Fraga y Francisco Franco, Michel Salgado, o Zorro de Arteixo, el propietario de Zara (Amancio Ortega), el Padre Feijoó…

En Galiza nos encontramos con el hórreo más grande, el de Carnota, con el fin del mundo, Fisterra, la Ribeira Sacra, dos equipos de primera división de fútbol, el Deportivo y el Celta, o de baloncesto en la ACB como el Breogán, los primeros castros celtas, como Baroña y Santa Tecla o San Tomé, bailes típicos como las muñeiras, luchas con palabras como las Regueifas, artistas como la gaiteira Cristina Pato, Fuxan os Ventos, Yellow Pixoliñas, Zirkus, Ergom… uno de los tres primeros lugares de peregrinación del mundo, Santiago de Compostela, escritores y pensadores como Suso de Toro o Manuel O’Rivas, vinos como el Godello, el Albariño, el Ribeiro.. mariscos sin igual, centenarios carballos, a Illa de Toxa, las Cíes, Estaca de Bares, la playa de las Catedrales…

En Galiza está también Allariz, la preciosa villa premiada por la Unión Europea y que sirvió de escenario para el rodaje de A Lingua das Bolboretas..es la zona de los diseñadores Adolfo Domínguez, Roberto Verino, Argimiro Rodríguez…de los Antroidos, de los Peliqueiros…

Definitivamente, Galiza is different y ojalá algún día los galaicos puedan complacer a Rosalía y no se vean obligados a salir de nuevo de su tierra, a máis fremosa de todas.

http://www.lahuelladigital.com/epocas/numero24/enmimundo8.htm


TAMBIÉN LE PUEDE INTERESARlineaazul 1600