ARCO IRIS insta a la Xunta a usar fondos de la nueva Reserva del Sil para paliar los daños del incendio.

Información
Galicia | 17 Septiembre 2021 | 2369 votos - Registrese para votar | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

3782scr 3c4a1dcd550d1d0

Pasado el acto propagandístico de la Xunta de Galicia en el monasterio de Santo Estevo, para celebrar la declaración de un territorio de 306.000 has. como “protegido”, ha llegado el momento de hablar de cosas más serias y prácticas.

La Xunta había comprometido, para presentar su candidatura, un plan de inversiones por valor de 4,5 millones a gastar en 10 años. Es decir, cada hectárea contaría anualmente con una generosa aportación de 1,47 euros.

 

Para establecer una compasiva comparación, cabe mencionar que el macizo de Anaba(Tenerife), con una superficie de 14.500 has., acaba de aprobar un proyecto de gestión de 36,6 millones (2.524 euros/ha.)

El objetivo básico de la estrategia de la Xunta ha sido conseguir superar la miserable superficie protegida en Galicia hasta hace dos días y acercarla a niveles medianamente presentables, de hasta un 34%.

Cabe decir que dentro de la propia Reserva existen territorios ya protegidos, con lo que se daría la paradoja de acumular hectárea sobre hectárea, para aparentar lo que no se tiene por medio de la vieja táctica del camuflaje.

La protección efectiva ofrecida por el programa MAB de la Unesco es nula, en relación con la Red Natura 2000 y la red estatal de espacios protegidos.

ARCO IRIS recuerda a la Xunta que casi 2.000 has. de su flamante nueva Reserva acaban de ser pasto de las llamas y se encuentran carbonizadas, después de causar daños (tan solo enextinción) superiores a los 7 millones.

Es por ello por lo que se insta a la Xunta a movilizar con la mayor urgencia fondos de la Reserva para paliar los daños.