La persecución por calumnias de la fiscalía contra un abogado gallego les ha costado tener que indemnizarlo al quedar acreditada la persecución ilegal....

Información
Galicia | 23 Febrero 2020 | 2539 votos - Registrese para votar | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

El abogado y doctor en derecho José Manuel López Iglesias ha conseguido un excepcional reconocimiento judicial de la responsabilidad patrimonial de la Fiscalía de Madrid al estimarse su demanda por el Juzgado Central de lo CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO 2 de la Audiencia Nacional (SENTENCIA 12/2020, de 12 de febrero).

El Dr. José Manuel López Iglesias fue víctima de una muy injusta persecución de varios fiscales que no solamente le acusaron de injurias y calumnias, sino que lo hicieron doblemente, de manera ilegal, contra el principio NON BIS IN IDEM. Zafios fiscales de Madrid, y en especial, el que fuera su fiscal-jefe José Javier Polo Rodríguez, mantuvieron sus acusaciones aún después de un sobreseimiento libre. La sentencia reconoce un funcionamiento anormal y la responsabilidad patrimonial por las acciones y omisiones del Ministerio Público, lo que sienta un valioso precedente para enfrentarse a disfunciones y excesos de celo de fiscales contra quienes ejercen sus derechos legítimamente.

 

La Asociación para la Prevención y Estudio de Delitos, Abusos y Negligencias en Informática y Comunicaciones Avanzadas APEDANICA apoyó al Dr. José Manuel López Iglesias en sus denuncias ante la Inspección de la Fiscalía General del Estado FGE, donde su presidente, Dr. Ing. Miguel Gallardo, llegó a entrevistarse con el Teniente Fiscal Inspector Justino Zapatero Gómez (de quien tenemos la peor opinión que se nos permita expresar), y también dictaminó pericialmente en la reclamación patrimonial por acciones y omisiones de la Fiscalía de Madrid, según se ve en www.cita.es/dictamen-non-bis-in-idem.pdf

APEDANICA y el abogado Dr. José Manuel López Iglesias consiguieron documentar todo el expediente interno de la inspección de la Fiscalía y se ofrecen para asesorar a perjudicados por fiscales negligentes, o algo peor que negligentes, como los responsables de los hechos que se han reconocido en sentencia que marca un precedente para el control eficaz de disfunciones y abusos de representantes del Ministerio Público.