El cultivo de flores de CBD crece exponencialmente en España

Información
Comunicados 21 Abril 2021 694 votos - Registrate para votar

El CBD es una sustancia que se extrae del cáñamo. Desde el año 2017, este principio activo cuenta con el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo que clasifica al CBD como una sustancia con múltiples efectos terapéuticos, y que carece de propiedades psicoactivas y adictivas.

 

De hecho, adquirir aceites y cremas que contienen este principio activo, o comprar flores CBD en tiendas online en España y en Europa, es una operación comercial 100% legal, segura y totalmente regulada por una normativa específica.

Estas circunstancias han provocado un efecto económico colateral: la necesidad de obtener materia prima para extraer el CBD.

Por qué crece la demanda de aceites, cremas y flores de CBD

Es muy sencillo de entender. El CBD es un principio activo útil para tratar los siguientes problemas:

  1. Insomnio, estrés y ansiedad

  2. Eczemas, psoriasis y atopía

  3. Tratamiento del dolor

  4. Enfermedades neurodegenerativas

  5. Trastornos del sistema inmune

Dependiendo de cuáles sean los desajustes a tratar, se administrará por vía tópica en forma de loción o crema, o por vía oral utilizando aceites o flores de CBD.

El CBD es capaz de sustituir eficazmente a muchos medicamentos tradicionales, y además carece prácticamente de efectos secundarios, lo que explica el aumento exponencial de su consumo.

El efecto colateral: aumenta el cultivo de cáñamo

Para obtener CBD puro mediante síntesis, es indispensable disponer de cáñamo, que no debe ser confundido con el cannabis:

Aunque se trata de la misma planta, cuya denominación botánica es ‘Cannabis Sativa’, el cáñamo es la variante masculina del vegetal, y el cannabis es la variante femenina.

Del cáñamo se extrae el CBD, una sustancia relajante y antiinflamatoria, sin efectos psicotrópicos ni adictivos. Y del cannabis se extrae el THC, una sustancia psicoactiva y adictiva.

Es decir, el CBD y el THC son dos sustancias absolutamente diferentes.

La consecuencia directa del ‘boom’ del CBD es la necesidad de contar con cáñamo suficiente para cubrir la creciente demanda. Y esto ha motivado que muchos productores agropecuarios se estén lanzando a cultivar cáñamo, abandonando cultivos menos rentables.

Igualmente, los propietarios de terrenos cultivables sin utilizar, comienzan a valorar la opción de rentabilizar sus propiedades dedicándolas a este tipo de cultivo.

Cultivo de cáñamo y sus flores: ¿una buena opción de negocio a día de hoy?

Todos los gurús económicos tienen muy claro que el momento idóneo para posicionarse en un negocio, es el denominado período de incubación del mercado, previo a la expansión definitiva del mismo. Después llega el período de madurez, y ahí resulta muy difícil abrirse paso entre los competidores que ya están consolidados.

En el mundo de los negocios, el que golpea primero, golpea dos veces. El mercado del cáñamo en España aún no ha eclosionado definitivamente, pero no parece que ese momento vaya a tardar mucho en llegar.

Y cuando lo haga, los productores que ya se encuentren bien posicionados en el mercado, multiplicarán exponencialmente sus ingresos.

La conclusión clara es que nos encontramos en el momento ideal para hacernos un hueco en este sector productivo tan prometedor.