Información
Localidades de Galicia

O Xulgado denega a solicitude de suspender o peche do paritorio de Verín

Información
22 Enero 2020 1228 votos
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

O Xulgado Contencioso-administrativo número 1 de Ourense denegoulle á CIG a súa solicitude de suspensión cautelar da orde de supresión dos servizos de paritorio e pediatría de urxencias do hospital público de Verín emitida o pasado 29 de novembro do 2019 polo xerente da área sanitaria de Ourense, Verín e O Barco de Valdeorras. “Atopámonos ante dous bens xurídicos dignos de protección”, indica a xuíza no auto, no que explica que o Sergas “xustifica a súa decisión na necesidade de protección do neonato e da súa saúde”, mentres que a CIG entende que a Xunta realiza “unha ponderación equivocada á hora de valorar os riscos para a saúde das mulleres embarazadas ao antepoñer o perigo derivado da perda de destreza dos profesionais fronte ao perigo derivado da distancia para atención nun centro hospitalario”.

 

“Ante tal perspectiva, o órgano xudicial non pode substituír nunha peza de medidas cautelares unha decisión adoptada pola Administración sanitaria polo seu propio criterio ou o do recorrente, salvo que se aprecie que existe un risco inminente e grave para dereitos constitucionais dignos de protección, e que, ademáis, os devanditos dereitos prevalezan sobre os que a Administración sanitaria trata de protexer coa decisión”, salienta a maxistrada, quen destaca que esa situación “non se produce no presente suposto”, pois a decisión adoptada polo Sergas “conta co aval ou fundamento dos informes emitidos por especialistas en pediatría”.

 

A documentación presentada polo sindicato recorrente, segundo o auto, “consiste esencialmente en informacións xornalísticas sobre declaracións de responsables políticos”. A xuíza sinala que, “á marxe de que, obviamente, tales recortes de prensa e as opinións que se reflicten carecen de calquera rigor científico que permita fundar nelas unha decisión, o certo é que seguiría concorrendo o problema, referido polo xefe de servizo, da inexistencia no hospital de ningún pediatra responsable de pediatría”.

 

A xuíza reflicte no auto o informe emitido polo xefe do Servizo de Pediatría do CHUO, no que sostén que a atención de bebés no Hospital Comarcal de Verín “actualmente non garante a seguridade e a calidade asistencial dos meninos que alí se atenden”. No documento, segundo consta no auto, “alúdese á carencia no Hospital Comarcal de Verín dun Servizo de Pediatría e de Unidade Neonatal como elementos estruturais que xustificarían a adopción da medida adoptada pola xerencia”.

 

“Á marxe das carencias estruturais que presente o hospital de Verín, consta nas actuacións o informe do presidente da Sociedade Galega de Pediatría, no que, ademais, se analiza como afecta o descenso de partos na área de Verín á calidade da asistencia  neonatal prestada”, recalca a xuíza.

 

O Xulgado Contencioso-administrativo número 1 de Ourense advirte de que o Sergas debe “arbitrar as medidas e medios necesarios para tratar de garantir a saúde da embarazada e do neonato” no caso de apreciarse “calquera situación de risco nun caso concreto motivado por razóns da distancia ao centro de nacemento”.

 

***

 

El Juzgado deniega la solicitud de suspender el cierre del paritorio de Verín

 

22/01/2020.- El Juzgado Contencioso-administrativo número 1 de Ourense ha denegado a la CIG su solicitud de suspensión cautelar de la orden de supresión de los servicios de paritorio y pediatría de urgencias del hospital público de Verín emitida el pasado 29 de noviembre de 2019 por el gerente del área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras. “Nos encontramos ante dos bienes jurídicos dignos de protección”, indica la jueza en el auto, en el que explica que el Sergas “justifica su decisión en la necesidad de protección del neonato y de su salud”, mientras que la CIG entiende que la Xunta realiza “una ponderación equivocada a la hora de valorar los riesgos para la salud de las mujeres embarazadas al anteponer el peligro derivado de la pérdida de destreza de los profesionales frente el peligro derivado de la distancia para atención en un centro hospitalario”.

 

“Ante tal perspectiva, el órgano judicial no puede sustituir en una pieza de medidas cautelares una decisión adoptada por la Administración sanitaria por su propio criterio o el del recurrente, salvo que se aprecie que existe un riesgo inminente y grave para derechos constitucionales dignos de protección y que, además, dichos derechos prevalezcan sobre los que la Administración sanitaria trata de proteger con la decisión”, subraya la magistrada, quien destaca que esa situación “no se produce en el presente supuesto”, pues la decisión adoptada por el Sergas “cuenta con el aval o fundamento de los informes emitidos por especialistas en pediatría”.

 

La documentación presentada por el sindicato recurrente, según el auto, “consiste esencialmente en informaciones periodísticas sobre declaraciones de responsables políticos”. La jueza señala que, “al margen de que, obviamente, tales recortes de prensa y las opiniones que se reflejan carecen de cualquier rigor científico que permita fundar en ellas una decisión, lo cierto es que seguiría concurriendo el problema, referido por el Jefe de Servicio, de la inexistencia en el hospital de ningún pediatra responsable de pediatría”.

 

La jueza refleja en el auto el informe emitido por el jefe del Servicio de Pediatría del CHUO, en el que sostiene que la atención de recién nacidos en el Hospital Comarcal de Verín “actualmente no garantiza la seguridad y la calidad asistencial de los recién nacidos que allí se atienden”. En el documento, según consta en el auto, “se alude a la carencia en el Hospital Comarcal de Verín de un Servicio de Pediatría y de Unidad Neonatal como elementos estructurales que justificarían la adopción de la medida adoptada por la gerencia”.

 

“Al margen de las carencias estructurales que presente el hospital de Verín, consta en la actuaciones el informe del presidente de la Sociedad Gallega de Pediatría, en el que, además, se analiza cómo afecta el descenso de partos en el área de Verín a la calidad de la asistencia neonatal prestada”, recalca la jueza.

 

El Juzgado Contencioso-administrativo número 1 de Ourense advierte de que el Sergas debe “arbitrar las medidas y medios necesarios para tratar de garantizar la salud de la embarazada y el neonato” en el caso de apreciarse “cualquier situación de riesgo en un caso concreto motivado por razones de la distancia al centro de alumbramiento”.