Información

Problemas psicológicos y cómo superarlos

Información
22 Febrero 2019 383 votos

Si se padece alguno de los problemas que se analizan a continuación es necesario acudir a un especialista

La mayoría de los problemas psicológicos que afectan a la sociedad actual están relacionados, de manera directa o indirecta, con la autoestima. La autoestima que posee cada persona es la que le hará ser capaz de desarrollarse en diferentes facetas de la vida.

 

La autoestima es el conjunto de percepciones, imágenes, pensamientos, juicios y afectos sobre nosotros mismos. Es lo que se percibe sobre qué piensan los demás de uno mismo. Entre las características de la autoestima se encuentra que no es innata, sino que se desarrolla a lo largo de la vida (infantil sobre todo y adulta). En psicólogos de Cepsim especialistas en tratamientos psicológicos coinciden que con trabajo y ayuda de un terapeuta esta puede ser modificada y mejorada. Como se comentaba antes, la autoestima no se forja solo intrínsecamente, sino que los factores externos y el contexto ayudan a su definición.

Componentes que afectan al desarrollo de la autoestima

Los componentes que influyen en el desarrollo de la autoestima son los siguientes:

  • Cognitivo: es la descripción que tiene cada uno de sí mismo en los diferentes aspectos de su vida. Está incluida la opinión que se tiene de la propia personalidad y conducta, así como aquello que está relacionado con las ideas, creencias etc. sobre sí mismo.
  • Afectivo: es el resultado de la valoración de uno mismo y la percepción que se tiene de las características propias. Es un juicio de valor sobre las cualidades personales.
  • Conductual: es el proceso final de las valoraciones obtenidas en el apartado anterior. Son las acciones y decisiones que se realizan en función a las características de cada uno.

Cuando estos componentes comienzan a fallar y la autoestima que se crea no es positiva, la persona puede comenzar a tener muchos problemas a la hora de ser funcional en la sociedad en la que se mueve.

¿Qué son los problemas de baja autoestima?

Ante la pregunta qué son los problemas de baja autoestima y qué consecuencias tiene no poseer una autoestima saludable, a continuación se analizan esas consecuencias:

Dificultad para relacionarse con los demás

Se tiene el temor a no sentirse aceptados y esto dificulta las relaciones que establece con los demás. Es habitual que las personas con baja autoestima tengan problemas para poder comunicar lo que sienten y se avergüencen de sus sentimientos y emociones.

Tristeza y depresión

Estas personas tienen una mayor tendencia a padecer depresión debido a la lucha interna entre lo que son y lo que piensan que deberían ser. Como suelen estar tristes es necesario que busquen tratamiento para cuando estas apático y decaído.

Dificultad para establecer objetivos y alcanzar metas

Debido a la apatía y a la desmotivación, es frecuente que las personas que padecen baja autoestima no se vean preparados ni capaces para aspirar y luchar por aquello que quieren.

Miedo a hablar en público

La falta de confianza dificulta la realización de diferentes tareas y es que la baja autoestima y la timidez suelen ir de la mano. Es duro para las personas que padecen esta problemática hacer actividades como por ejemplo hablar en público.

Tratamientos para estas patologías

Como se ha podido observar, la falta o la baja autoestima puede acarrear diferentes problemas sociales, llegando a interferir en el sector laboral. Por suerte los psicologos, trabajan con diferentes técnicas para resolver algunas de las consecuencias que conlleva la baja autoestima.

Tratamiento para cuando estás apático y desmotivado

  • Conductuales: es necesario que la persona cree rutinas y establezca horarios en los que marque las tareas que va a realizar. Además, dependiendo de la edad de la persona se crean sistemas de refuerzo y energización.
  • Cognitivas: los ejercicios de fluidez verbal, implementada con estrategias que faciliten la organización del material son muy útiles.
  • Emotivas: crear experiencias que induzcan a la emociones, tales como la música, los viajes, las salidas, etc.

¿Cómo superar la timidez y el miedo a hablar en público?

Para superar la timidez y el miedo a hablar en público existen una serie de herramientas:

  • La peor fantasía o exposición al miedo: esta técnica es un ejercicio de “precaución controlada”. Consiste en encerrarse en un espacio seguro por 30 minutos y, bajo una luz tenue, pensar en el miedo que se siente al hablar en público. Solo es necesario hacer eso consciente y vivir ese miedo durante unos 30 minutos sin parar.
  • Confesar el miedo: en el momento de comenzar el discurso en público es bueno declarar el miedo, confesarse ante las personas que allí se encuentran y declarar que el acto provoca miedo y ansiedad.
  • Gestionar la respiración: trabajar la respiración semanas previas al día del discurso es una de las mejores técnicas para no sufrir un colapso durante la actuación. Esto ayudará a que el día pautado el orador pueda gestionarse a sí mismo y estar tranquilo durante la sesión.