Información

Test auditivo, ¿en qué consiste?

Información
16 Noviembre 2018 399 votos

El test auditivo es una prueba que mide la calidad de audición del paciente.

Un test auditivo consiste es una prueba rápida, indolora y no invasiva, donde se evalúa la calidad de la audición del paciente. De esta manera se determina si tiene pérdida de audición, así como los grados, por qué oído escucha mejor o si mantiene una audición perfecta.

 

Estas pruebas también permiten que el profesional que realiza las pruebas pueda recomendar el mejor tratamiento al paciente, en el caso de pérdida de audición, como por ejemplo la utilización de audífonos.

El test, normalmente, se realiza en un centro auditivo, como los centros gaes, por un audiólogo y comienza con una historia clínica completa proporcionada por el paciente a tratar. Esto es necesario para que el profesional tenga toda la información necesaria sobre su salud y, así, evaluar mejor las posibles causas de la pérdida de audición y qué pruebas deben hacerse.

No obstante, los test auditivos también se pueden hacer de manera online a través de diferentes pruebas que se plantean, pero si se acude a algún centro presencial las fases del examen auditivo suelen ser las siguientes:

EXAMEN INICIAL

El audiólogo se dispondrá, en esta fase, a examinar los conductos auditivos y los tímpanos con un instrumento llamado otoscopio. Luego, se miden los niveles de audición de cada oído en una cabina insonorizada.

PRUEBA DE LOS TONOS PUROS

En esta fase empiezan, realmente, el test auditivo, ya que presentan al paciente una serie de tonos en diferentes frecuencias en cada oído a través de unos auriculares insonorizados. El paciente tiene que responder a las señales pulsando un botón o levantando la mano en el caso de que el sonido sea una señal de voz, repitiendo lo que oyó.

En esta prueba se le pide al paciente que responda al nivel más bajo que pueda escuchar para poder determinar los umbrales auditivos.

PRUEBA DE CONDUCCIÓN ÓSEA

La prueba de conducción ósea se realiza para medir la capacidad de oír tonos puros y, para ello, se coloca un pequeño aparato de conducción ósea detrás de la oreja. Lo que se refleja con esta prueba es si el paciente tiene algún problema en la cavidad del oído medio.

AUDIOMETRÍA DEL HABLA

Aquí se examina la capacidad del paciente para entender palabras o frases en diferentes niveles de volumen. Con esta prueba se evalúa si existe algún problema en los nervios auditivos o si es el cerebro el que tiene la dificultad para entender el habla y ciertos sonidos.

TIMPANOMETRÍA

Es la última prueba del test auditivo y con ella se examina el estado en el que se encuentra el oído medio, además de la movilidad del tímpano.

Finalmente, todos los resultados de las pruebas realizadas se reflejan en un audiograma, que es lo que muestra el grado de pérdida auditiva que puede tener el paciente. Luego, el audiólogo dará unas recomendaciones y los tratamientos a los que puede optar, para solucionar el problema de audición que haya surgido durante las pruebas, así como los beneficios de cada uno.