Información

Verduras y hortalizas, fuente de vida

Información
24 Mayo 2018 807 votos

El consumo de vegetales es fundamental para tener una nutrición equilibrada y sana.

Uno de los aspectos destacados de la dieta mediterránea es la presencia de productos vegetales como base de la alimentación. Unos alimentos que aportan a nuestro organismo innumerables beneficios, y que deberíamos potenciar para tener una mejor salud.

De hecho, los cambios en la dieta, abandonando el consumo de verduras y hortalizas y cambiándolo por proteínas animales es uno de los principales motivos por los que están aumentando problemas como la obesidad o la diabetes.

Muy versátiles en la cocina

No hay más que ver la cantidad de recetas con tomate que se pueden encontrar para darnos cuenta del gran valor que tienen las hortalizas. Desde salsas y acompañamientos hasta convertirlos en protagonistas del plato, los vegetales proporcionan el equilibrio nutricional que necesitamos. Combinados con otros ingredientes como pescados o legumbres podemos elaborar un plato lleno de salud, con pocas calorías y un alto contenido de nutrientes.

A menudo muchos niños no muestran una predilección por comer verduras y hortalizas. Parece que el sabor de estos alimentos no les resulta agradable, aunque hay muchas maneras de elaborarlos y animarles a comerlos, como pueden ser unos ricos calabacines rellenos o sustituyendo las tradicionales placas de lasaña por rodajas de berenjena.

De hecho, los vegetales son mucho más versátiles a la hora de cocinarlos que otros ingredientes. Admiten muchos tipos de elaboraciones: al vapor, hervidos, salteados, fritos, al horno, en guisos y sopas, cremas calientes o frías, etc. En definitiva, deberíamos apostar cada vez más por el consumo de hortalizas y verduras.

Las mejores, de temporada

Hoy es muy fácil encontrar todo tipo de vegetales en el mercado. Las técnicas de cultivo y el transporte han avanzado mucho, y no nos cuesta nada encontrar los ingredientes para disfrutar de recetas con tomate, calabacines o cualquier otro producto que queramos utilizar. Aunque siempre es mejor disfrutarlos cuando están en temporada. La cantidad de nutrientes que contienen es mayor, además de que suelen estar a un mejor precio. Por eso, si quieres tener una alimentación variada y equilibrada puedes echar un vistazo al calendario de cultivos de tu zona o preguntar en tu tienda habitual. Te sorprenderá la cantidad de verduras diferentes que puedes utilizar para amenizar tus comidas.

Motivos por los que deberías comer más vegetales

Además de por su estupendo sabor, que es innegable, las verduras y hortalizas aportan a tu dieta nutrientes que necesitas. Tiene un alto contenido en potasio, que ayuda a evitar la retención de líquidos provocada por el consumo de alimentos con alto contenido en sodio. Al tomar verduras y hortalizas, estamos equilibrando los niveles de minerales y ayudamos a nuestro cuerpo a funcionar mejor.

Hablando de minerales, las verduras tienen una buena cantidad de ellos. Algunos como el hierro, el calcio o el magnesio son esenciales para la vida. Y en muchas ocasiones la única forma de conseguirlos es a través de la ingesta de vegetales.

También son fuente de vitaminas y fibra, imprescindibles para el desarrollo de nuestras defensas, el sistema nervioso y un sinfín de necesidades que tiene nuestro organismo, aunque no nos demos cuenta.

Además, estos alimentos son deliciosos. Nadie puede resistirse a unos estupendos calabacines rellenos y gratinados al horno. O a un pastel de verduras de temporada. O a una rica jarra de gazpacho bien frío cuando el calor aprieta. Por algo los libros de recetas de cocina están llenos de ideas para disfrutar de estos estupendos y nutritivos ingredientes.

Es hora de reivindicar las bondades de la dieta mediterránea, en la que las verduras y hortalizas tienen una importante presencia.