Información

El grafeno apunta a convertirse en el material clave para industria y consumo

Información
08 Mayo 2018 2498 votos

Empresas como la española Graphenano apuestan fuerte por este prometedor componente para su utilización en infinidad de campos.

 

 

Carbono puro, distribuido de una forma totalmente regular y ordenada para conseguir unas cualidades excepcionales. El grafeno es un material que guarda ciertas similitudes con el grafito, pero cuyas posibilidades sobresalen por encima de todo este en los campos en los que se utiliza. Las investigaciones llevadas a cabo gracias a iniciativas como las de la empresa Graphenano siguen adelante, revelando nuevas y sorprendentes aplicaciones y características para un material que nunca deja de aportar algo nuevo a la industria.

 

 

Su uso no es algo demasiado extendido, pero poco a poco está escalando posiciones gracias a su normalización. Su extrema ligereza, su flexibilidad, su imponente dureza y su conductividad son lo que lo ha convertido en el blanco perfecto para innumerables campos de la ciencia. Los estudios más recientes, de hecho, le atribuyen propiedades de superconductor bajo determinadas circunstancias. Es decir, posee también la capacidad de conducir una corriente eléctrica sin pérdida de electrones.

 

Estamos ante un campo en el que hay mucho que andar. A pesar de los descubrimientos y la gran cantidad de novedades que salen a la luz sobre este prometedor material, no se termina de dar el salto para convertirlo en un componente común dentro del ámbito doméstico. La exploración sigue su curso y, a medida que se profundiza y se experimenta con él, aparecen más y más nuevas formas de empleo que apuntan a convertirlo en algo casi universal.

 

Y es que, por ejemplo, tras haber citado esa posibilidad de volverlo un superconductor, con tan solo combinar dos finísimas láminas atómicas de forma que no sean coincidentes, también se ha comenzado a valorar su utilización en el campo de la navegación. Compañías como la ya citada Graphenano han demostrado que, utilizando este material como componente para el casco de un barco se puede reducir el desgaste por el agua gracias a la soberbia resistencia del grafeno, como también conseguir un aumento de la durabilidad gracias a este factor y la casi inexistente necesidad de realizar tareas de mantenimiento. Todo esto, sumado a una ligereza mayor y un rozamiento reducido con la superficie de contacto.

 

La iniciativa de Graphenano

 

El grupo Graphenano se está convirtiendo en el principal productor y distribuidor de grafeno del planeta. Con un alto porcentaje de componentes españoles y un marcado origen murciano, esta compañía aúna una experiencia que supera el cuarto de siglo con una profunda labor de investigación y estudio de este material tan versátil y capaz.

 

Para seguir ampliando el abanico de posibilidades de este componente, la empresa natural de Yecla se ha extendido por diferentes universidades de España. Así, actualmente posee un acuerdo con la Universidad de Córdoba (UCO) para llevar una doble investigación en lo referente a su aplicación en el terreno de las células solares y en las baterías.

 

Siguiendo con los centros universitarios, su radio de acción se extiende al sanitario, con diversas investigaciones sobre su posible utilización dentro del sector médico desarrolladas en la Universidad de Alcalá, en la Politécnica de Cartagena y en la de Alicante, donde también se están explorando nuevas facetas dentro del entorno industrial; y a la elaboración de composites, gracias a la labor de la Universidad Miguel Hernández.

 

Toda esta exploración del material se está llevando a cabo para seguir definiendo su rol dentro de nuestra vida cotidiana y dentro del terreno profesional. La evolución de la tecnología tiene muchas formas distintas de manifestarse, y la labor que está llevando a cabo este grupo empresarial tan solo dentro de nuestro país apunta a ser uno de los grandes hitos de nuestro avance a todos los niveles.

 

Y es que Graphenano no solo se está volcando por completo en el desarrollo del grafeno, también está buscando fomentar el crecimiento y la competitividad de las empresas tecnológicas con el suministro de instalaciones e infraestructuras más que adecuadas para ello.

 

Son muchísimos los ámbitos en los que el grafeno está comenzando a despuntar; pero todo esto apunta a ser solo el principio. Este material, tan joven con respecto a otros tantísimos que predominan en la actualidad, está ganando posiciones gracias a unas propiedades soberbias y prometedoras. Como decíamos, puede ser el próximo gran hito de la tecnología, y es que ya se estima que puede ser el sustituto del silicio de cara a los próximos años.


¿Qué significa esto?, que podríamos estar en los albores de una revolución a todos los niveles. Grandes compañías están apostando por este material, con firmas como IBM buscando la formación de nuevos transistores usándolo como componente principal. Si la informática ha crecido a un nivel exponencial en los últimos años, lo que se avecina puede ser un salto mayor en todos y cada uno de los niveles posibles.