Información

El abogado penalista

Información
20 Marzo 2018 875 votos

hammer 719061 640La labor de un abogado penalista, consiste en prestar servicios jurídicos en función de todos los asuntos relacionados con el Derecho Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal. En la actualidad la especialidad en un área concreta del derecho es primordial para los resultados de realizar un servicio eficiente y profesional; además de tener en cuenta las diferentes disciplinas jurídicas que día a día obligan un mayor conocimiento debido al aumento de lo complejo en la normativa y jurisprudencia. Un abogado penal nos podrá ayudar desde un punto de vista de asesoramiento inicial, en el momento de optar por presentar una denuncia o querella. Igualmente, también nos podrá asesorar en el caso concreto en que seamos nosotros los que nos veamos involucrados en una causa o procedimiento penal en cualquier momento anterior, a través de una llamada o notificación de un cuerpo policial del estado.

 

Asesorándonos de los derechos que nos cubren

En el caso particular de que recibamos una llamada o una notificación por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, o de cualquier representante judicial, convocándonos a presentarnos en una comisaría o juzgado de la clase que sea; la figura del abogado penalista nos puede prestar sus servicios aclarándonos la situación concreta en la que nos encontremos, estudiando las gestiones previas, facilitándonos la información suficiente sobre la misma y asesorándonos en cuestión de los derechos que nos cubren y la mejor manera de aplicarlos para cada caso y situación personal.

El derecho de demostrar nuestra inocencia

La figura del abogado penalista, está ligada a cualquier persona que haya sido acusada de ser el autor de la comisión de un posible delito, con el propósito de demostrar su inocencia; igualmente el abogado penal, además se encargará de defender los intereses de personas tanto físicas como jurídicas que hayan sufrido un delito. En este caso deberá colaborar con las autoridades correspondientes con el objetivo de investigar el delito en cuestión, encontrando la mejor solución para reparar el daño sufrido u ocasionado a sus clientes, facilitando el hecho de que los causantes del delito no queden impunes. Entre los delitos más comunes por los que se suele contar con la ayuda de un profesional, especialista en delitos penales suelen estar:

Delitos de patrimonio.

Delitos contra la salud pública.

Delitos fiscales.

Delitos contra el medio ambiente.

Delitos de tipo bursátil.

Delitos contra la administración pública.

La competencia de defender la libertad de una persona

Además de los profesionales en medicina, a quienes confiamos nuestra salud, la figura del abogado penalista o abogado penal, tiene la competencia de defender la libertad de una persona, un bien tan necesario como la salud y un derecho para todos. Las gestiones a realizar no se limitarán únicamente a la asistencia jurídica necesaria para cada caso, sino que también nos aporta un grado de psicología, comprensión y humanismo, en la justa medida en que su cliente necesite, ya que el hecho de estar involucrado en cualquier tipo de proceso judicial, en grado de investigado, suele desencadenar en muchas personas un estado de abatimiento, ansiedad o preocupación. Los consejos o asesoramientos que nos pueden aportar estarán ligados a mantenernos despejados, a conservar la entereza y facilitarnos la labor de encarar con éxito el proceso penal. Su participación, nos debe suministrar una visión del caso en la cual podamos entender la gravedad y la magnitud que toda acción penal lleva consigo. De esta manera elegirá la mejor opción en cada caso, así como la manera de actuar más indicada. En muchas ocasiones el delito a juzgar adquiere un doble sentido, por lo que el abogado penalista deberá encontrar los matices o hechos contradictorios, para dotarlos de sentido y aclarar de manera convincente sus hallazgos a los tribunales penales, para debatir las posibles evidencias que existan y actúen en contra de su cliente.