Cómo elegir lijadoras eléctricas

Información
Comunicados | 07 Junio 2022 | 1755 Votos | Correo electrónico | Imprimir

phpeOMpjB629f1bad9775c¿Necesitas elegir lijadoras eléctricas? Tranquilidad, pues hay una enorme variedad para decidir con cuál quedarse según sus funciones, sus ventajas y sus usos más comunes.

Recordemos que las lijadoras eléctricas son herramientas imprescindibles en el bricolaje para trabajar materiales comunes como el yeso, la madera, el plástico o el hormigón.

 

Una lijadora se suele usar para el desbaste y el lijado, es decir, para dotar a toda superficie de una calidad notable retirando material restante y evitando arañazos y estrías, logrando en el proceso un suavizado notable y un alisado superior.

¿Cómo funcionan las lijadoras eléctricas?

Una lijadora eléctrica funciona gracias a un motor que la dota de energía a través de vibración rotativa que hace que la lija se active para desbastar y lijar, como su propio nombre indica.

Los tipos de lijadoras

Sabido esto, veamos qué gran variedad encontramos para poder elegir lijadoras eléctricas en el mercado actual fijándonos en sus características concretas. Y es que, dependiendo del uso, de las técnicas que utilicemos y de la potencia, podremos sacarles el máximo provecho.

La lijadora orbital

Se la llama igualmente lijadora vibradora porque lija gracias a las vibraciones de su giro sobre sí misma. Posee movimiento oscilatorio, lo que ofrece un resultado de suavidad extra sin rayones ni desperfectos.

Su base es abrasiva y oscilante, lo que la hace muy versátil, práctica y eficiente para todo tipo de superficies de tamaño medio.

Entre los usos más comunes encontramos los semi-acabados, los lijados de tableros y muebles, las puertas y rodapiés, las líneas rectas, las superficies planas y triangulares, etc.

La lijadora excéntrica

Recibe también el nombre de lijadora rotorbital. Suele poseer una notable potencia, lo que la hace que se diseñe también con gran resistencia, detalle que la convierte en una herramienta muy versátil.

Su particularidad radica en que hace movimientos excéntricos que combinan giratorios y oscilantes. Para ello, da vueltas sobre un eje que se desplaza levemente del centro. Así logra un lijado circular útil para superficies de gran tamaño. Esto elimina una enorme cantidad de material cuando se usa lija gruesa, tanto en trabajos intermedios como en remates finales.

Se suele usar para pulidos y abrillantados de cantos y superficies curvas. Igualmente es útil en puertas, en molduras y adornos, en superficies que requieren alta capacidad de desbaste porque poseen numerosas capas de pintura, etc.

La multilijadora

Está considerada como la lijadora más versátil del mercado. Se debe a que es pequeña, pero a su vez muy manejable. Además, facilita que se haga todo tipo de trabajos de bricolaje general, por lo que, en especial para usos ocasionales, se convierte en la herramienta perfecta.

También llamada lijadora triangular o lijadora delta, puede llegar a cualquier rincón gracias a su tamaño reducido. De hecho, es tan cómoda que incorpora accesorios para alcanzar zonas estrechas, añade partes puntiagudas para alcanzar cualquier rincón, etc.

Entre los usos más comunes encontramos para estas multilijadoras descubrimos su idoneidad para lijar recodos y esquinas, para lograr lijados finos, para restaurar y renovar muebles, etc.

La lijadora de banda

Es una lijadora rectangular de gran tamaño. Gracias a los dos rodillos paralelos que presenta en su base tenemos la opción de insertar tiras de papel lijador para que, con el giro abrasivo en el movimiento, podamos reparar grandes superficies trabajando a favor de la veta.

Es una lijadora muy profesional que destaca por su notable potencia, por permitir trabajar a gran velocidad, para proceder de forma sobresaliente en trabajos duros y por la gran superficie que puede cubrir en pequeño espacio de tiempo.

Entre los usos más comunes de este tipo de lijadoras destacan los desbastados de superficies muy grandes tanto lisas como curvas. También se trabaja con ella en maderas en bruto o previamente trabajadas, en tableros, en vigas, en retirados de pintura, en puertas, en contraventanas, en pavimentos como el parqué, etc.

La lijadora de pared

Es igualmente conocida como lijadora telescópica o de jirafa, y es idónea para ciertos trabajos que, por lo general, requieren de uso profesional.

Este tipo de lijadora se suele usar en paredes verticales, en arcos entre estancias, en techos y en otros espacios poco accesibles, para los que no hará falta la utilización de escaleras, pues dispone de una percha telescópica que alcanzará esas zonas difíciles.

Entre los usos comunes encontramos la utilización en muebles altos, arcos de madera, paredes de yeso, juntas y cualquier elemento que esté en altura.

Aprende a elegir lijadoras eléctricas de calidad

Vistas todas las tipologías, ahora te toca elegir lijadoras eléctricas según tus necesidades. Las puedes encontrar tanto con cable como con batería para alimentar el equipo. Dependiendo de tus requerimientos concretos, podrás acudir al mercado para localizar justo el modelo que te dará las respuestas que buscas.

Saber qué se quiere siempre es necesario antes de comprar. En el campo de la elección de lijadoras eléctricas no es diferente, como es lógico. La información concreta es un elemento poderoso para acertar.

social youtube xornalgalicia   feed-image