¿Están los medios digitales sustituyendo a los medios impresos?

Información
Comunicados | 26 Octubre 2021 | 439 votos | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

El Practicar Surf De Internet Mano - Foto gratis en Pixabay

La necesidad de conocimiento e información es una prioridad para la mayoría de las personas, y una obligación para otras tantas. Por eso, mantenerse informado debidamente implica recurrir a medios informativos, como los diarios, revistas, entre otros. Los medios digitales parecieran ser hoy la alternativa más viable.

 

Es innegable el nivel de penetración cultural que la digitalización ha tenido en las vidas de la mayoría de las sociedades, hasta el punto de que muchas tareas manuales han desaparecido y muchos hábitos arraigados tienen su contraparte digital. La lectura de diarios, periódicos, revistas o magazines no es la excepción, aunque también pudiera citarse en este ejemplo a los libros, que tienen en los ebooks su formato digital.

Si bien la digitalización es una realidad, ¿están realmente los medios digitales sustituyendo a los medios impresos?

Entendiendo el contexto de los medios digitales

Hay contenidos con los que las personas no se pueden plantear iniciar el día, como el caso de los ofrecidos en el periodico El Día de México, un buen ejemplo de un medio digital que cubre con mayor celeridad y rigor las noticias y las informaciones que antes se encontrarían solo en los medios impresos de mayor relevancia nacional.

Y para entender por qué estos diarios tienen gran relevancia en la actualidad y plantean un cambio de paradigma, es preciso analizar el contexto en el que se desarrollan estos cambios:

  • Acceso a tecnología: en la actualidad, la gran mayoría de las personas tiene un móvil inteligente o un ordenador de gama media o alta, por lo que consultar informaciones y navegar por diarios y periódicos es casi que un acto consecuente.

  • Comodidad y adaptación: los contenidos siempre se adaptarán a lo que el usuario busque, y no al revés, como ocurre en los medios impresos. Además, si un tema interesa, es posible ampliarlo o incluso mirar sugerencias dentro del mismo sitio, para quedar satisfechos desde el punto de vista del conocimiento. Es más cómodo.

  • Información sin coste: la mayoría de los periódicos y libros se tienen que pagar. En internet, la información suele ser gratis y algunos diarios son realmente buenos, por lo que incluso sale más a cuenta leer de esa manera, a juicio de la mayoría de las personas.

  • Variedad: las personas que leen medios impresos están limitadas a la disponibilidad de los ejemplares de libros en determinados sectores geográficos, o de la cobertura de diarios específicos. Con los medios digitales no hay límites para la variedad.

Los medios impresos son una alternativa y una decisión

Aunque todo lo anterior es una realidad, los medios impresos no han desaparecido y parecieran vivir una segunda juventud. Y posiblemente sea así, ya que los medios impresos son una alternativa viable en sitios donde no hay cobertura móvil ni empresas de telecomunicaciones, de manera que es la única manera de que esas poblaciones puedan informarse.

También es una alternativa para adultos mayores o personas del ámbito rural que por cualquier razón no se sientan cómodos consultando información, o incluso leyendo tranquilamente a través de una pantalla, que en algunos casos sucede.

Finalmente están las decisiones personales. Por nostalgia, por comodidad visual, por la experiencia inmersiva en sí, leer en medios impresos puede ser más cómodo, gratificante y enriquecedor, al tiempo que las interrupciones y las notificaciones no serán un problema, aunque se trate de un detalle menor y fácilmente configurable en cualquier dispositivo.

Cambios en el sector de la información

Lo que sí resulta evidente es que la forma en que las personas se comunican y buscan información ha cambiado drásticamente y posiblemente sean cambios irreversibles, pero también muy positivos teniendo en cuenta los contextos en los que se producen.

Los medios digitales han pasado de ser alternativas a convertirse en los más populares y consultados por la mayoría de la población, pero los medios impresos siguen siendo una necesidad para, incluso, la mayoría de las poblaciones fuera de los centros urbanos donde la tecnología ha desarrollado plataformas que hacen cómoda la digitalización.