Los 7 beneficios de vivir en una residencia de mayores

Información
21 Abril 2021 508 votos - Registrate para votar

phpINpdik607fd68c09ccaEspaña es uno de los países más envejecidos y, de cara al futuro, se espera que sea el primero del mundo. Tanto es así que, en menos de 30 años, el número de personas mayores de 65 años ha aumentado en más de un millón, colocándose como un sector de la sociedad que ocupa casi un 20%.

En este sentido, el número de residencias para mayores también es muy numeroso en nuestro país. Los motivos son muy diferentes, pero, normalmente, se basan en la falta de recursos de muchos familiares para cuidar o atender las necesidades de sus parientes más mayores.

Uno de los grupos de referencia en el sector de las residencias es Nexus Integral. Se trata de una empresa especializada en la gestión de residencias de mayores y centros de día por toda la geografía española, como, por ejemplo, residencias de mayores en Castilla La Mancha.

Estos centros o residencias se convierten en el hogar de muchos mayores y, allí, reviven una serie de servicios y cuidados, en función, siempre, de sus necesidades. La calidad y el bienestar son objetivos principales de Nexus Integral. Además, su gestión se basa en una atención centrada a la persona, adaptándose a cada uno de los mayores de la residencia.

El equipo que forma cada uno de los centros de Nexus Integral es muy profesional y aporta confianza y seguridad a las personas que viven allí.

Las residencias de mayores están preparadas y abierta para acoger a personas, habitualmente, mayores de 65 años, pero, en España, el rango de edad suele ser a partir de los 80 años.

Además, suelen ser personas con alguna dependencia que imposibilita que puedan vivir solas, pero también, hay personas de la tercera edad que se valen por sí mismos. Sin embargo, es posible que no puedan vivir en su propia casa o en la de un familiar por una serie de circunstancias.

Lo que se ve claro es que, actualmente, no hay nada mejor que las residencias de mayores para quedarse. Los centros tienen multitud de beneficios para aquellos que viven allí. Por ello, el artículo de hoy se va a centrar en conocer todos estos beneficios, sabiendo, de esta manera, las razones por las que vivir en una residencia de mayores es una de las mejores opciones para personas tanto dependientes como no dependientes.

¿Qué beneficios tiene vivir en una residencia de mayores?

Los beneficios de vivir en una residencia de mayores son abundantes. No obstante, hoy, se van a comentar algunos de los más importantes. En concreto, siete de ellos:

1. La comodidad

Todos los centros para mayores están lejos de ofrece cualquier tipo de barrera arquitectónica, es decir, todos los edificios están adaptados para que sean accesibles a cualquier persona con dependencia o con alguna patología.

Esto permite a los mayores moverse con libertad por todas las instalaciones de la residencia y disfrutar de su tiempo de ocio sin obstáculos.

2. La seguridad

Todas las residencias de mayores cuentan con una seguridad y un control mayor para evitar cualquier tipo de entrada o de salidas durante el día y la noche.

Este beneficio es quizá el más importante para los familiares ya que les aporta una confianza extra.

3. La atención médica

Otro de los beneficios de las residencias de mayores y por el cual es ideal para vivir es que cuenta con atención médica.

Estos sanitarios vigilan el estado de salud de los usuarios y controlan las patologías que sufran. Además, crean los planes de cuidados que sean necesarios para cada uno de forma totalmente personalizadas.

4. La adaptación de la alimentación

Los menús propuestos en las residencias de mayores se elaboran cada día en las cocinas del centro y un punto muy ventajoso es que se adaptan y se planifican en función de los nutrientes que necesita cada residente.

Pero, no sólo eso. También relacionado con la alimentación, las residencias de mayores estableces unos horarios de comidas para crear una rutina.

5. El cuidado y la higiene

El quinto beneficio es muy importante, sobre todo, para los residentes dependientes, ya que se establecen unas rutinas de higiene y de cuidado personal clave para el bienestar de los mayores.

Así, los trabajadores de la residencia se encargan de que todos estén siempre bien vestidos y aseados.

6. La atención multidisciplinar

Todo el equipo de trabajadores de la residencia de mayores está completamente formado y cualificado para atender a las necesidades de los mismos.

De hecho, toda residencia está compuesta, mínimo, por: trabajadores sociales, auxiliares, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas.

7. La promoción del envejecimiento activo

Por último, otro de los beneficios de las residencias es que promueven el envejecimiento activo.


Esto quiere decir que realizan distintas actividades para mantener el estado físico de los usuarios, así como, trabajar las capacidades mentales de cada uno.


TAMBIÉN LE PUEDE INTERESARlineaazul 1600