¿Por qué es importante contar con una buena silla de escritorio para trabajar en casa?

Información
Comunicados | 05 Febrero 2021 | 1738 votos - Registrese para votar | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

La pandemia provocada por el COVID-19 ha obligado a muchos sectores de la actividad a realizar teletrabajo.

Esto ha supuesto un gran cambio para todos los trabajadores de nuestro país ya que los hogares no están debidamente equipados para trabajar en él. De hecho, en España, antes del confinamiento domiciliario solo el 5% de las empresas practicaban el teletrabajo.

De esta forma, se observa necesario contar con un mínimo de mobiliario para trabajar correctamente.

Pero, ¿por qué es tan importante contar con un mobiliario de oficina en tu hogar? La respuesta es muy sencilla: por la salud. Utilizar mesas o sillas de escritorio inapropiada puede derivar en dolores musculares por malas posturas, entre otras dolencias.

Con total seguridad, al final de cada jornada laboral, contarás con diversas dolencias en cuello, espalda o piernas, si no cuentan con un equipo adecuado.

Los datos hablan por sí solos. Según un estudio sobre ergonomía en el trabajo, un 17% se queja de dolores en brazos y piernas; un 45% afirma trabajar en posturas inadecuadas en casa, sentándose en sofás o sillones; un 24% declara que tiene frecuentemente dolores en la zona del cuello y de los hombros; y un 50% confirma acabar las horas de trabajo con dolores de espalda.

Se ve claro, por tanto, la importancia de contar con un buen mobiliario de oficina. El diseño del espacio de trabajo en casa es claves para evitar todas estas dolencias y malestares.

Hoy, en concreto, se va prestar atención a la relevancia de la silla de escritorio para el teletrabajo.

La importancia de una buena silla de escritorio para el teletrabajo

Como bien se ha comentado, los muebles de nuestro hogar no siempre son demasiado saludables para trabajar durante ocho horas.

Por ello, es importante, sobre todo, actualmente, contar con un espacio dedicado al trabajo. Este lugar debe ser cómodo y tranquilo, pero además debe estar correctamente equipado para trabajar en casa. ¡Tu casa es tu nueva oficina!

Los muebles a los que más atención debes prestar son dos: la mesa y la silla de escritorio.

Por un lado, la mesa de oficina debe ser lo suficientemente amplia como para poder mover las piernas debajo y como para poder colocar todo el material a tu alcance.

Además, debe contar con espacio para los cables del ordenador, la impresora y otros hardware que utilices para trabajar.

Y, por otro lado, la silla de escritorio o de oficina. Este mueble es el más importante para el trabajo, ya que, según los expertos, más de la mitad de las dolencias relacionadas con el trabajo de oficina está originado por la mala elección de la silla.

Así, lo más recomendable es adquirir una silla de oficina de tipo ergonómico, es decir, que se adapte a tu cuerpo y a los movimientos del mismo, así como que esté reforzada con zonas acolchadas en las zonas con más riesgo a dolencia, como son espalda, cuello y hombros.

Para que una silla de escritorio sea consideraba saludable, debe contar con una serie de criterios ergonómicos, sea cual sea su diseño. Estos criterios son los que permitirán al trabajador mantener una postura correcta para evitar dolencias al final del día.

Así, una silla de oficina ergonómica es la clave para evitar y reducir todas aquellas dolencias que se comentaron al inicio del artículo. También, se debe tener en mente la necesidad de reposabrazos y de la comodidad del respaldo.

La silla de oficina debe estar completamente adaptada a lo que necesites. ¡Recuerda que vas a pasar en ella muchas horas!

Además de los aspectos físicos, contar con un espacio similar a tu oficina favorece tu estado psicológico, ya que será como acudir a tu lugar de trabajo tal y como lo hacías anteriormente. En este sentido, se logra una eficacia mayor en tus tareas, aumenta tu bienestar y tu salud mental, incrementa tu motivación a trabajar y reduce la fatiga o la pereza.

Todo son ventajas, así que, ¡debes contar con un buen equipamiento de oficina para el teletrabajo!

Los expertos también recomiendan unos hábitos a adquirir durante el teletrabajo.

En primer lugar, se deben realzar movimientos durante la jornada. Estar estático en la silla de escritorio es muy perjudicial para los músculos y las articulaciones.  Por lo que, lo ideal es, moverse durante cierto tiempo por el hogar o, incluso, en la silla, cambiando de postura cada cierta cantidad de tiempo.


Y, en segundo lugar, se recomienda un orden en el espacio en el que trabajas. Todos aquellos elementos que te rodean en tu pequeña oficina improvisada son necesario para una buena consecución de tu trabajo. Por esta razón, es necesario que todos ellos estén perfectamente ordenador y clasificados. De esta manera, lograrás llevar a cabo de trabajo de forma más eficaz y rápida, evitando perder el tiempo en buscar.