Información

¿Viajar por cuenta propia o con un tour?

Información
24 Abril 2019 363 votos

Muchos turistas se preguntan con frecuencia qué opción les conviene más, y siempre dependerá de cada persona. Pero para conocer qué clase de viajero se es, se pueden evaluar las oportunidades y desventajas para poder elegir.

 

Ciertos viajeros prefieren la libertad de moverse por su cuenta en las nuevas ciudades, pero algunos aprecian la organización que brinda un tour realizado por una agencia de viajes. El perfil del turista, el destino a visitar, los gustos y la razón del viaje, influyen en la decisión. Puede llegar a ser diferente por ejemplo, un traslado entre amigos que uno con bebés.

La comodidad de la organización

Los viajes en tour ofrecen a la persona, la comodidad de saber que todo está planificado. En éstos, se tienen una recogida en el hotel, con una ruta ya programa, y los guías conocen los mejores horarios y cómo sacar provecho del día; también tienen anticipados los lugares para comer y todas las atracciones que se podrán disfrutar, sabiendo por adelantado los días de cierre de monumentos y museos.

Esta certeza de tener todo bajo control permite a los turistas relajarse, es por ello que las agencias de viajes latinas en Barcelona tienen tanto éxito a la hora de programar las vacaciones de las personas, porque pueden ofrecer la tranquilidad y la certeza del disfrute.  

A los más independientes, que les agrada ir a su paso, puede resultarles un poco agobiante tener que esperar que todas las personas estén listas. Para ellos, también existen las opciones de programas de agencias de viaje, que no están unidos a grupos, en las que sólo se escogen algunas opciones y donde se puede seleccionar la comida u otras alternativas.  

La libertad de viajar independiente

Ciertos turistas desean explorar en puntos menos conocidos para tener una experiencia diferente y más auténtica. Las personas pueden visitar distintas guias de viaje y planificar ellas mismas a medida, con el itinerario programado según sus intereses, pero con la flexibilidad de agregar nuevos lugares o atracciones.

Esta libertad otorga la oportunidad de seleccionar cada detalle, como el hotel, los horarios de salida, los sitios para comer y la permanencia más larga en algunas zonas de interés. Además, se puede ir disponiendo del viaje, a medida que se realiza.  

Hacer un viaje de esta manera lleva un tiempo de planificación, para conocer el lugar, saber qué visitar, el tipo de visado, los hoteles, el transporte, o las entradas para museos. Y durante el viaje se debe estar atento a las conexiones, los horarios, las direcciones, entre otros factores que pueden ser estresantes para algunos.

Formas de desplazarse como turista

Para los que no tienen un tour programado, algunas ciudades tienen opciones increíbles de transporte para llegar o recorrer la ciudad de forma sencilla. Por ejemplo, el AVE Madrid Alicante supone una facilidad de desplazamiento entre las dos ciudades, lo cual era un poco más complicado hace unos años.

La alta velocidad permite llegar en poco más de 2 horas, es muy puntual y el servicio tiene buena frecuencia, por lo cual mantiene mucha demanda durante todo el año, y en especial durante el verano, para aquellos que desean disfrutar de las playas y atractivos de la Costa Blanca. Teniendo una ocupación aproximada del 80% casi todo el año y cerca del 100% en la campaña estival.

Dentro de las ciudades, una de las mejores opciones para desplazarse entre los puntos de interés es el metro, ya que permite conocer de forma independiente y rápida distintas zonas. El metro de Paris, por ejemplo, es uno de los medios más usados por los turistas, ya que abarca la ciudad y alrededores.

Este subterráneo tiene más de 200 kilómetros de vías en 16 líneas, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa, y para moverse por el centro y demás atracciones cercanas, es una excelente alternativa. Es muy sencillo de usar, sólo hay que identificar los colores de las líneas.

París tiene muy buena señalización en sus calles para saber dónde se encuentran las estaciones, ubicadas con una separación de 800 metros aproximadamente, por lo que resulta difícil perderse, además pueden proporcionar en los puntos de información mapas para moverse con mayor facilidad.