Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Sindicato Unificado de Policía (SUP), que es el mayoritario en la Unidad de Policía Nacional Adscrita a la Xunta de Galicia (conocida coloquialmente como Policía Autonómica gallega), denuncia públicamente el estado lamentable en que actualmente se encuentra la flota de vehículos policiales de la Policía Autonómica gallega. Se podría decir, que atraviesa por la situación más precaria desde su creación, hace ya más de 25 años.

El SUP, lleva solicitando a las distintas instancias competentes, y desde hace ya varios años, la imperiosa necesidad de que se renueve la flota de vehículos.

En la actualidad, el parque móvil de la Policía Autonómica está compuesto por 113 vehículos, entre vehículos rotulados y vehículos camuflados. Según los cálculos de esta organización sindical, se deberían dar de baja para el servicio policial, y cambiar urgentemente, 73 de esos 113 vehículos (el 65% de la flota) por motivo de antigüedad, alto kilometraje, alto coste en reparaciones, seguridad, eficacia o alta contaminación de los mismos.

Según un estudio realizado por la DGT, el riesgo de fallecer, o bien de sufrir una lesión con hospitalización, aumenta con la mayor antigüedad del vehículo.   

En comparación con los turismos de hasta 4 años, el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en los turismos de 10 a 14 años y 2,2 veces superior en los turismos de 15 a 19 años.

Un estudio realizado por la Comisión Europea en el año 2006, dentro del proyecto de investigación SARAC II, midió el impacto en la seguridad de los mismos modelos y marcas de automóviles durante varias generaciones, llegando a la conclusión de que, en el salto de 3-5 generaciones, es decir entre 6 y 10 años (una generación de vehículos son 2 años), el riesgo de lesión grave o mortal se reduce un 45-65%. "Los nuevos vehículos introducen nuevos mecanismos de seguridad, algunos obligados por la normativa, que han supuesto un menor riesgo de resultar gravemente herido o muerto en accidente de tráfico".

Teniendo en cuenta esta relación entre riesgo y antigüedad del vehículo, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad, se convierte en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad.

Desglosados los datos de los que dispone el SUP, observamos que, a fecha uno de enero del 2017, las distintas sedes policiales disponen de los siguientes vehículos:

- Jefatura de Santiago: 45 vehículos en total, de los cuales 33 tienen más de 10 años de antigüedad.

- A Coruña: 12 vehículos, 5 de ellos con más de 10 años.

- Lugo: 12 vehículos, 6 de ellos con más de 10 años.

- Ourense: 18 vehículos, 13 de ellos con más de 10 años.

- Pontevedra: 13 vehículos, 7 de ellos con más de 10 años.

- Vigo: 13 vehículos, 9 de ellos con más de 10 años.

Resulta sorprendente, a la vez que preocupante, que haya vehículos con 18 años de antigüedad, y más de trescientos cincuenta mil Kilómetros, prestando servicio policial las 24 horas de los 365 días del año.

Es de urgente necesidad, la adquisición y dotación de vehículos policiales rotulados que dispongan de mampara de seguridad para el traslado de detenidos, toda vez que recientemente se han asumido competencias en violencia de género (VIOGEN), así como el refuerzo y colaboración a las distintas comisarías de la Policía Nacional a través de las llamadas del 091, debido el déficit

de personal existente actualmente. Por ejemplo: Solo hay tres vehículos en toda la Policía Autonómica que cumplan estas características, cuando existen 6 sedes en Galicia.

Próximamente se anunciará "a bombo y platillo" la puesta en marcha de la campaña contra los incendios forestales, y la cruda realidad es que los policías que prestan servicio de prevención e investigación de incendios, no tienen garantizado que puedan disponer de los suficientes vehículos adecuados para realizar su cometido de la prevención y reacción ante esta lacra, dado que varios de los vehículos de los que disponen, están constantemente en el taller reparándose.

Por otra parte, los Policías Autonómicos que patrullan en motocicleta en el monte y a lo largo del trayecto del Camino de Santiago, no disponen del material necesario de protección de dotación individual (protección lumbar, coderas, hombreras, etc.), y además deben compartir cascos y guantes, incumpliéndose las medidas de prevención de RRLL recogidas en la normativa vigente.

En el mismo caso se encuentra el servicio de menores prestado desde la Policía gallega, siendo necesaria la práctica totalidad de la flota de vehículos, con el kit de mampara de detenidos. También se debe dotar de vehículos adecuados a los policías que luchan contra el furtivismo. Y finalmente señalar que los vehículos adscritos a San Caetano, Monte Pio y Parlamento de Galicia, deberían estar en un museo policial.

También nos preguntamos cúal es el gasto en reparaciones de estos 73 vehículos antiguos, y si no sería mucho más rentable la sustitución de estos por unos nuevos.

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..

Las ansias de meter el diente a los público del gobierno de #XulioFerreiro les lleva a infringir múltiples irregularidades donde se auto-adjudican así mismos los contratos públicos del Ayuntamiento de A Coruña.

Martes, 24 Octubre 2017
Las ansias de meter el diente a los público del gobierno de #XulioFerreiro les lleva a infringir múltiples irregularidades donde se auto-adjudican así mismos los contratos públicos del Ayuntamiento de A Coruña.

  Según los portavoces del PP en María Pita el que "orquestó" el Proxecto Carcere , formaba parte del tribunal para controlar su "auto-adjudicación", para acceder a la partida de...