Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Alberto Núñez Feijóo nace en Orense allá por el año 1961.En Santiago de Compostela estudia Derecho. No se lo piensa dos veces y prepara las oposiciones de funcionario de la Xunta de Galicia. Su suerte cambia cuando en septiembre del 1991 se cruza en un pasillo con un genovés de postín, el veterano José Manuel Romay Beccaría, titular de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales. De mutuo acuerdo le nombra Secretario General.

En 1996, tras la victoria de Aznar, como otros muchos genoveses se traslada a Madrid para formar parte del nuevo gobierno. En el sorteo llevado a cabo en la sede nacional de Génova 13, Alberto fue agraciado con el nombramiento retribuido de Secretario General de Asistencia Sanitaria en el Ministerio de Sanidad y Consumo, cuyo titular era casualmente , el mismo genovés con el que se había cruzado años antes en un pasillo : Romay Beccaría, y ese mismo año, dicho y hecho y pasó a convertirse en el nuevo Presidente del INSALUD.

Pero Alberto es un genovés inquieto y con ganas de ascender así que entre mayo de 2000 y enero de 2003 pasó a ejercer la Dirección de la entidad pública estatal Correos y Telégrafos. Con un cierto olfato de superviviente en el año 2003 regresa a Galicia para formar parte del Gobierno de la Xunta que preside Manuel Fraga Iribarne.El 18 de enero fue nombrado Consejero de Política Territorial, Obras Públicas y Vivienda y un año después se convirtió en Vicepresidente primero.

Después de que Manuel Fraga en las elecciones del 2005 se quedara descompuesto y sin su Xunta tras la formación de un gobierno formado por el PSOE-BNG , Alberto tiene que buscarse la vida y para ello se agarra al escaño autonómico y desde allí entrar en las guerras internas entre genoveses varios. Finalmente resulto vencedor, siendo elegido a principios de 2006 presidente del Partido Popular de Galicia. Desde entonces no ha parado de hacer gestos de sumisión debida a su presidente del partido, el inefable de Mariano Rajoy.

En las elecciones autonómicas, celebradas el 1 de marzo de 2009, con buenas dosis de marrullería y gracias también a " los méritos " de la coalición PSOE-BNG, logra la victoria por mayoría absoluta (38 escaños). Mayoría que vuelve a obtener el 21 de octubre del pasado año tras la disolución anticipada del Parlamento regional. Alberto formalmente tiene pareja desde hace ocho años. La susodicha es la periodista Carmen Gámir a la que ha colocado amistosamente a varios cientos de kilómetros con la Secretaria de Estado de Presupuestos, casualmente ex Consejera de Hacienda de su gobierno. Con el tiempo, los que le conocen sostienen que cada día es más católico, apostólico y romano

Sus promesas electorales , provocan las risas de personal, sobre todo entre los caciques genoveses que pululan por su Partido y que siguen esperando que cumpla con su anuncio según el cual iba acabar con ellos y con sus asimilados. Tiene ya un buen número de imputados dando vueltas por los juzgados y aunque en ocasiones ha intentado disimularlo es un genovés de pura cepa que según pasa el tiempo se está fusionando con las peores artes de sus mayores.

Y para acabar de rematar su trayectoria no está de mas recordar el lío en que se ha metido últimamente con motivo de la publicación de unas fotografías personalizadas en las que aparece hermanado con uno de los mayores narcotraficantes de Galicia y sus alrededores : Marcial Dorado que en estos momentos está una condena de 14 años por narcotráfico. En esta ocasión, visto como evolucionan los acontecimientos, el trilero de Feijöo puede acabar fuera del largo pasillo genovés que tantas alegrías le ha venido dando en los últimos años. Así dicen que piensan y lo desean por este orden, la repipi de la Vicepresidenta Sáenz de Santamaría, el no menos cursi de Ruiz Gallardón y en diferido la maltrecha Cospedal. .

LAS OTRAS 'AMISTADES PELIGROSAS' DE FEIJÓO AMENAZAN SU ASCENSO HACIA LA CÚSPIDE DEL PP

El empresario Gerardo Crespo reconoce a 'Público': “Hice donaciones en el despacho de Luis Bárcenas, en el de Romay Beccaría y en el de Carlos Negreira, alcalde de A Coruña”. Por su parte, el presidente gallego "dejó de cogerme el teléfono un mes después de que me lo hubiera pinchado la UDEF".

El Partido de los Socialistas de Galicia-PSOE presentó esta semana una moción en el Parlamento autonómico solicitando, por enésima vez, la comparecencia de Alberto Núñez Feijóo para que explique los diferentes supuestos de corrupción en los que está inmerso el PPdG. Y que, en muchos casos, implican directamente a amigos o personas cercanas al presidente gallego. Las amistades peligrosas de Feijóo. La mayoría absoluta del PP echó por tierra la iniciativa.

Por supuesto, durante el debate tuvo Feijóo que escuchar reiteradamente el nombre de su amigo más peligroso, el narcotraficante arosano Marcial Dorado, condenado hace apenas un mes a seis años de cárcel y a pagar 21,5 millones de euros por lavar dinero de la droga. En el decorado de este proceso, celebrado en la Audiencia Nacional, ocupan lugar de honra dos hermosos barcos, pertenecientes a la flotilla que la Audiencia confiscó al contrabandista tras la sentencia.

Gerardo Crespo: "Fraga era una persona estupenda. Soy afiliado desde cuando el PP era AP, a los 18 años”

El Menkalina tiene 12 metros de eslora y, a bordo de él, Dorado y Feijóo surcaron las aguas arosanas en 1995, durante unas vacaciones en las que ambos compartieron el chalet del narco. A bordo del Oratus, el hoy presidente gallego y posible aspirante a suceder a Mariano Rajoy al frente del PP nacional, disfrutó de la calma de las mareas ibicencas en 1997.

Ambas naos estaban patroneadas por el también narco José Antonio Devesa, condenado a 11 años de cárcel por un alijo de 4.000 quilos de cocaína que transportaba en 2003. En aquellos años, Dorado ya había sido portada de los periódicos regionales por su detención en el curso de la Operación Nécora contra el narcotráfico, aquella que encumbró a Baltasar Garzón a la categoría de juez estrella. Y todo el mundo en Galicia sabía quién era y a qué se dedicaba Marcial Dorado. Exceptuando, al parecer, a Núñez Feijóo.

Pero estos días afloran otras presuntas amistades peligrosas del político orensano. Ocupa podio destacado, entre ellas, el nombre de Francisco Ramón Pachi Lucas, apodado El conseguidor por su habilidad al abrir puertas de la administración para facilitar adjudicaciones públicas. Su ex jefe, Gerardo Crespo, lo confirma en conversación telefónica con Público. Crespo y su padre, además, también eran amigos de Feijóo. Y, antes, de Manuel Fraga: “Una persona estupenda. Soy afiliado desde cuando el PP era AP, a los 18 años”.

Ahora Crespo es investigado como principal cabecilla de una presunta trama de cursos falsos para autónomos y discapacitados. La Operación Zeta. Tras pinchar su teléfono la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, su facturación con la Xunta pasó de 1.900.000 euros en 2012 a 36.000 euros el año siguiente. Hoy asegura estar arruinado y no haber cometido ningún fraude.

Crespo pagaba al conseguidor Pachi Lucas 3.000 euros mensuales, por transferencia bancaria. “Yo a Feijóo lo conozco desde siempre. Desde que llegó a Galicia. A Pachi Lucas lo escogí porque me parecía la persona adecuada. Si luego él se basaba [para conseguir contratos] en sus amistades, es algo que contaré con calma. Pero no es un problema mío”, señala tras ser preguntado acerca de si la amistad de Lucas con Feijóo pudo haber influido en las adjudicaciones de la Xunta a su empresa Azetanet.

También sugiere que Feijóo pudo haber sido informado de su pinchazo telefónico cuando la investigación era aún secreta y Crespo desconocía estar siendo vigilado: “Feijóo me dejó de coger el teléfono a primeros de febrero de 2012 [un mes después de pinchar la UDEF su teléfono]. También Pachi Lucas me dejó de coger. Yo me di cuenta de que algo pasaba. Ellos se enteran de que estaba siendo investigado y se desmarcan”.

"Feijóo le dijo a Pachi que nos iba a ayudar mucho, y que, cuanto más dinero ganáramos, mejor"

De la buena relación de Lucas con Feijóo también dice tener constancia. “Yo soy consciente de que Feijóo le dijo a Pachi que nos iba a ayudar mucho, y que, cuanto más dinero ganáramos, mejor. Son frases de Feijóo a Lucas que Lucas me transmite a mí, y que han desaparecido de las grabaciones del sumario”. Otra vez documentos desaparecidos. Según estas interesadas fuentes. Había ocurrido ya cuando desaparecieron, a causa de una inundación, los contratos de la Xunta con el narcotraficante Dorado cuando fueron solicitados por la oposición.

–Tengo que hacerle una pregunta muy directa, pero no se ofenda, señor Crespo –dice el periodista–. ¿Financió usted de alguna manera al PP?

–En el sumario consta que di aportaciones económicas al PP. No las niego. Las di.

–¿Lo hizo por transferencia?

–No. Hice donaciones en el despacho de Luis Bárcenas y tengo testigos. Y también a José Manuel Romay Beccaría cuando era tesorero [tras la defenestración de Bárcenas; Romay fue el gran valedor político de Núñez Feijóo, y actualmente preside el Consejo de Estado]. Y, por supuesto, también hice donaciones a Carlos Negreira [alcalde popular de A Coruña].

Feijóo negó conocer al que había nombrado responsable de uno de los departamentos más importantes de su consellería tras destaparse su implicación en la Gürtel

Gerardo Crespo y Pablo Crespo no tienen nada que ver, a pesar de sus apellidos coincidentes. Si Gerardo está siendo investigado en la Operación Zeta, el otro es uno de los más rutilantes imputados de la Gürtel: Pablo Crespo era el número dos de Francisco Correa, para ser exactos. Y Pablo Crespo es otro de los grandes amigos peligrosos de Núñez Feijóo. De hecho, tras su nombramiento como conselleiro de Obras Públicas en 2003, en el último gobierno gallego de Manuel Fraga, Feijóo nombró a Pablo Crespo miembro del consejo de Puertos de Galicia.

Pero, tras destaparse la implicación de Crespo en la trama Gürtel, Feijóo negó conocer a aquel a quien había nombrado responsable de uno de los departamentos más importantes de su consellería.

En ese mismo consejo, el entonces flamante conselleiro Feijóo integra también a Carlos Negreira, actual alcalde coruñés y ya citado en este reportaje como receptor de donaciones ilegales del otro Crespo, Gerardo.

Al banquero venezolano Escotet se le vendió Novacaixagalicia por mil millones tras ser rescatada por el Estado por 9.000

La última amistad peligrosa conocida de Feijóo se llama Juan Carlos Escotet, y es un banquero venezolano al que se le vendió Novacaixagalicia por 1.000 millones de euros cuando su rescate le había costado al Estado español 9.000. El Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB) reconoció ese sustancioso décalage de 8.000 euros como una pérdida. Feijóo admitió en sede parlamentaria haber sido uno de los principales actores de esta venta, en contacto directo con el banquero venezolano. Escotet regresó a la actualidad internacional estos meses porque su nombre figura en la lista Falciani.

“En torno a este hombre pasan cosas muy curiosas”, resume la diputada socialista gallega Marisol Soneira. “Este hombre tiene amigos muy peculiares”.

De momento, en el PP aún se especula con el nombre de Núñez Feijóo como posible cartel electoral en las generales, en caso de debacle municipal y autonómica de las huestes de Mariano Rajoy. Feijóo tiene tiempo para meditarlo. No está obligado a convocar autonómicas hasta otoño de 2016. Pero hay que pensar en un posible adelanto según lo que ocurra en las municipales, confirman fuentes del PP gallego.

En política, si pierdes un amigo pierdes un voto. Pero si pierdes un amigo peligroso, como los de Feijóo, puedes perder más

http://www.publico.es/politica/otras-amistades-peligrosas-alberto-nunez.html

LA OPOSICIÓN EMPLAZA A FEIJÓO A QUE ACUDA YA A LOS TRIBUNALES

Los grupos exigirán de nuevo los contratos con Dorado

La amenaza del presidente de la Xunta de acudir a los tribunales para defenderse de las acusaciones por su vieja relación con el contrabandista Marcial Dorado no parece que haya intimidado a la oposición. Es más, los grupos parlamentarios que no apoyan al Gobierno coincidieron ayer en el emplazar a Alberto Núñez Feijóo a que acuda a los tribunales porque entienden que sería una manera de aclarar las zonas de sombra sobre ese asunto que ni el presidente ni su Gobierno han logrado despejar. La oposición también ha advertido de que volverá a la carga para que se le permita el acceso a los contratos de los hospitales públicos en los años noventa, cuando Feijóo dirigía el Sergas y frecuentaba la compañía de Dorado. “Usaremos todos los recursos parlamentarios” para conseguir esa información, anunció el portavoz socialista, Abel Losada.

El principal destinatario de la amenaza de Feijóo, Alternativa Galega de Esquerdas (AGE), replicó al presidente con actitud desafiante. “Que nos lleve ya a los tribunales. Así nos hará la próxima campaña electoral”, declaró su viceportavoz, Yolanda Díaz. Lejos de dar un paso atrás, el líder de AGE, Xosé Manuel Beiras, manifestó que “el que debería estar encausado es Feijóo” y que si es cierto, como dice el presidente, que se han hecho desaparecer los contratos de la Xunta anteriores a 2003, eso constituiría “un delito”. “Es él quien está insultando sistemáticamente a los cientos de miles de ciudadanos que no le votaron, quien está faltando absolutamente a los derechos parlamentarios de la oposición”, concluyó Beiras.

La oposición insiste en las contradicciones de la Xunta, que por un lado deja caer que la documentación ya no existe y por otro alega que no puede enviar los contratos de los hospitales de los años noventa porque la magnitud de esa documentación la hace “inmanejable”. El socialista Losada considerá “absolutamente inexplicable” que se nieguen los papeles al Parlamento, convertido, según el PSdeG, “en un plató de televisión para exhibir los trucos de propaganda” del PP. “Feijóo tiene todo el derecho del mundo a querellarse contra quien considere, pero lo que debe hacer es contestar a las preguntas en el Parlamento”, insistió Losada.

Los socialistas estudiarán la próxima semana los mecanismos legales para intentar que la Xunta se avenga a mostrar los documentos que le han pedido. También el BNG seguirá por ese camino, según apuntó su líder, Xavier Vence, quien además comparte la opinión de que judicializar el asunto contribuiría a que Feijóo tuviese que dar explicaciones. “Sería una buena manera de que el presidente aclare su historia y los ciudadanos tengan más información de las relaciones del PP con el narcotráfico en los años ochenta y noventa”, apuntó Vence. El líder nacionalista coincide además en que la ley no ampara la destrucción de contratos cada diez años, como asegura Feijóo.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/05/17/galicia/1368814663_611372.html

FEIJÓO REVELA QUE LA XUNTA NO CONSERVA LOS CONTRATOS DE DORADO ANTERIORES A 2003

AGE pregunta al presidente si dio órdenes de que no se le hiciera la autopsia al amigo que le presentó al narco.

Las preguntas al presidente de la Xunta esta mañana en el Parlamento eran claras y directas: ¿a qué cree usted que se dedicada profesionalmente su íntimo amigo Manuel Cruz, testaferro de Marcial Dorado?; ¿es verdad que en 1999, cuando murió Cruz en un accidente calificado de “extraño” por la prensa, llamó al Sergas para que no se le practicara la autopsia? Alberto Núñez Feijóo no ha osado contestar las cuestiones planteadas por la viceportavoz de Alternativa Galega de Esquerda, Yolanda Díaz, ni siquiera vagamente. “Habla de un muerto”, se ha limitado a afirmar el líder del PP gallego en referencia a Cruz, el amigo que le presentó a Dorado y que en los años noventa lo introdujo en el círculo de fiestas y vacaciones del afamado contrabandista. “¿Para qué? ¿Para que lo defienda su familia de injurias, calumnias, autopsia…?”.

Díaz ha asegurado que en Ferrol “todos sabían que Cruz se dedicaba al narcotráfico”, que era miembro de los Guerrilleros de Cristo Rey, un grupo parapolicial y ultraderechista que actuó durante el final de la dictadura franquista y los primeros años de la Transición, y que andaba con pistola. Feijóo ha optado por consumir su tiempo de réplica acusando a AGE de decir “barbaridades envuelto en la inmunidad parlamentaria” y de ser una formación “violenta”. “Se puede hablar con el BNG y el PSdeG, pero es imposible hablar con los que no quieren más que violencia y puñetazos”, ha añadido.

Y al calificar la viceportavoz de AGE de “trapallada” el documento facilitado por la Xunta con un listado de los contratos adjudicados a empresas de Dorado tanto por los gobiernos del PP como por el bipartito, Feijóo ha revelado que se trata simplemente de una enumeración de órdenes de pago porque los expedientes anteriores a 2003 han sido destruidos. El presidente ha explicado ahora que ley solo obliga a las Administraciones a guardar esa documentación durante diez años y que él solo se puede comprometer a facilitar “todos los rastros de pagos” que encuentre su equipo. Díaz le ha pedido que al menos entregue documentos certificados por funcionarios y que no envíe, como hará mañana en una Comisión de Sanidade, a cargos designados por él a dar las explicaciones. “No queremos políticos, sino funcionarios que certifiquen que usted dice la verdad”, ha añadido la diputada de AGE.

El debate sobre el caso Dorado ha vuelto a llevar la tensión al hemiciclo, de nuevo con el protagonismo del líder de AGE, Xosé Manuel Beiras, quien, cuando Feijóo estaba respondiendo al secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, le ha espetado desde su escaño: "Es usted un chulo de barra americana".

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/05/15/galicia/1368610327_875110.html

FEIJÓO CULPA A LA OPOSICIÓN DE QUE NO MUESTRE LOS CONTRATOS CON DORADO

El presidente promete detallarlos “de inmediato y céntimo a céntimo”

Han pasado 15 días desde que Alberto Núñez Feijóo reconociese tácitamente ante el Parlamento gallego que empresas de su antiguo amigo contrabandista Marcial Dorado recibieron ayudas y contratos de la Xunta. Desde entonces, el presidente gallego solo ha desvelado una compensación de 120.000 euros que el bipartito otorgó en 2007 a una firma de Dorado, dentro del paquete de indemnizaciones por los daños de los temporales en la comarca de Arousa. Feijóo ha divulgado esos datos en el Parlamento y en comparecencias ante la prensa, pero sigue sin detallar los contratos durante los Gobiernos de Fraga, en los que el actual presidente ocupó diversos altos cargos. Ayer prometió que lo hará “de inmediato” y “céntimo a céntimo”, y justificó el retraso echándole la culpa a la oposición.

Feijóo aseguró que iba a facilitar esos datos en su tormentosa comparecencia parlamentaria del pasado miércoles, en la que Alternativa Galega de Esquerda (AGE) le preguntaba expresamente por esa cuestión, pero alegó que el incidente con el líder de esa formación, Xosé Manuel Beiras, no se lo permitió. “No me dejaron”, explicó en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consello de la Xunta. “No pude seguir contestando porque un diputado [Beiras] vino a mi escaño y, además de decirme cosas interesantes, dio puñetazos encima”, se justificó Feijóo. Lo cierto es que el incidente con Beiras fue anterior a la pregunta de la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, a la que el presidente se negó a contestar alegando que no lo “merecía” por no haber pedido disculpas ante la actitud de su jefe de filas.

Feijóo tenía otra oportunidad ayer para divulgar esos datos a la prensa en su comparecencia tras el Consello —como, de hecho, hizo dos semanas antes con la indemnización del bipartito— pero tampoco la aprovechó. Y eso que, según aseguró, es “el más interesado” en que se conozcan para probar que él personalmente “ni firmó ni adjudicó” ningún contrato a esas empresas en las que otro amigo suyo, el fallecido chófer de conselleiros de la Xunta y militante del PP Manuel Cruz, figuraba como testaferro del contrabandista y narcotraficante. “Lamento decepcionar a algunos, pero la realidad es lo suficientemente contundente”, señaló.

Que Feijóo no adjudicase personalmente ningún contrato ni ayuda no significa que no los haya. Ni siquiera en la Consellería de Sanidade a partir de 1995, cuando el actual presidente era secretario general de ese departamento y empezó a pasar su tiempo de ocio con Dorado. Este periódico le preguntó si hubo alguna relación económica de las empresas del contrabandistas con Sanidade durante esa época, y el presidente insistió: “Yo ni firmé ni adjudiqué”. ¿Pero hubo algún contrato de Sanidade aunque él no lo firmara?. “Lo detallaremos consellería por consellería”, se limitó a contestar. ¿Y cuándo?. “Supongo que de forma inmediata, sobre todo si me dejan trabajar con normalidad”. Los datos, explicó, los enviará por escrito al Parlamento y a los medios de comunicación.

Por lo demás, el presidente volvió a extenderse sobre la bronca del pasado miércoles en la Cámara autónoma, de la que responsabilizó en exclusiva a la oposición. Pese a todo, después de los durísimos ataques que dirigió a todos sus rivales en el Parlamento para evitar responder a sus preguntas, ayer adoptó un tono más conciliador e incluso evitó sumarse a la solicitud de dimisión de Beiras planteada por su grupo parlamentario. “Seguro que podemos discrepar. Escucho con frecuencia descalificativos gravísimos que estoy dispuesto a aceptar, pero puños y manotazos, no. Conmigo que no se cuente para esa práctica antiparlamentaria”, comentó. “El Parlamento es el lugar de la palabra. Lo contrario es un debate de puños y manotazos”, insistió.

Un periodista le recordó que cuando él era vicepresidente de Manuel Fraga aplaudía las lágrimas de este, mientras que el pasado miércoles ironizó sobre las de Beiras. Feijóo mostró su respeto por las emociones de la gente, pero argumentó que lo que había hecho el líder de AGE fue “emocionarse y criminalizar”

“Macarra”, “infame” y “provocador”

La bronca continuó ayer, pero ya fuera del hemiciclo. Esta vez los mensajes se intercambiaron a través de los medios y hubo palabras muy duras para Feijóo. La mayor, de la viceportavoz de AGE en el Parlamento, Yolanda Díaz, quien no se anduvo con rodeos y tildó al presidente de la Xunta de “macarra”.

El líder del PSdeG, Pachi Vázquez, elegió el calificativo “infame”. Es el juicio que le merece, explicó Vázquez, que Feijóo se hubiese dedicado a “ridiculizar la emoción de Beiras”. El dirigente socialista no justificó la reacción del líder de AGE, pero acusó al presidente de acudir al Parlamento con intenciones de “provocación”. “Es de una falta de sensibilidad absoluta poner en evidencia y ridiculizar a una persona que se emociona, o llora, cuando recuerda a un familiar o un amigo que falleció”. Las lágrimas de Beiras, hace 15 días en el Parlamento, fueron cuando evocó a un familiar muerto por la droga. “Eso no se le hace a nadie, no está en el canon del debate político. ¿No se acuerda de que Fraga lloraba cada vez que abría la boca?”, insistió Vázquez, quien señaló que el presidente del Gobierno tiene la “obligación moral y legal de contestar y decir la verdad”. “Pero eso Feijóo lo tiene prohibido”, apostilló.

“Tiene una actitud macarra... Es un macarra”, afirmó, por su parte, Yolanda Díaz. “Cómo trata la gente, cómo la insulta...” . Al igual que los demás dirigentes de la oposición, la viceportavoz de AGE y coordinadora deeEsquerda Unida entiende que Feijóo ha pervertido las sesiones parlamentarias de control al presidente porque este las usa para atacar a la oposición. “Él no contesta, no cumple con el rol de esas sesiones”, señaló Díaz, quien interpretó la actitud de Feijóo como un intento de ocultar que no estaba respondiendo a las preguntas sobre sus relaciones con Dorado. “Sabía que le estábamos metiendo el dedo en el ojo”, indicó.

Tras conocer las palabras de Díaz, el presidente de la Xunta ironizó: “La opinión de la lideresa de AGE es clarificadora sobre el respeto, la mesura, la racionalidad y las ideas tan sesudas en las que basa ese grupo su proceder parlamentario”.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/04/25/galicia/1366901970_994439.html

ROMAY BECCARÍA: “YO TAMPOCO CONOCÍA A MARCIAL DORADO, NO SABÍA NI QUE EXISTÍA”

El exministro asegura que "no es una buena noticia" que los extesoreros del PP estén imputados

“Yo tampoco sabía quién era Marcial Dorado, estoy diciendo la verdad, yo tampoco sabía”. A José Manuel Romay Beccaría, actual presidente del Consejo de Estado, exministro de Sanidad y mentor político del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, incluso se rió esta mañana al asegurar su total desconocimiento, a mediados de la década, de la existencia del que era ya entonces conocido contrabandista de Arousa, luego reconvertido en narcotraficante. Y “tampoco sabía” Romay, insistió, que Feijóo, su segundo en la Consellería de Sanidade, mantenía en aquel momento una estrecha relación con Dorado, con el que acudía a viajes y fiestas.

El presidente del Consejo de Estado, en un desayuno informativo organizado por la Asociación de la Prensa de A Coruña, se explayó en defender “la conducta intachable y honradez probadísima” de Feijóo. “Seguro que hizo las cosas como explica, y que en cuanto supo que esa persona pudo tener algún tipo de problema, sin que se lo pidiera rompe con esa relación con absoluta libertad”. Para Romay, toda la polémica tras la publicación de las fotos de Feijóo con Dorado son “insidias” que no afectarán la carrera política del presidente del Gobierno y el PP gallegos. “La gente lo entenderá y permanecerá, sobre estos episodios, su excelente ejecutoria, seguro que no hizo ninguna irregularidad”, remachó.

Fue precisamente de la mano de Romay Beccaría, entonces uno de los principales barones del PP gallego que presidía Manuel Fraga, que el ahora titular de la Xunta inició su trayectoria política, primero como segundo de la Consellería de Sanidade y luego cuando fue ministro, al frente del antiguo Insalud. El responsable del Consejo de Estado, que mantiene intacto su “concepto maravilloso” sobre Feijóo, insistió en no tener “ninguna información” sobre la relación personal y política que tenía su protegido con Marcial Dorado, ahora en prisión por narcotráfico. “Estoy diciendo la verdad” aseguró ante la expresión de sorpresa que causó entre periodistas su afirmación de que “ni siquiera” sabía quién era esa persona ya muy conocida en Galicia por aquel entonces, cuando arreciaban las protestas de madres contra la droga también contra este contrabandista que ya había sido dos veces detenido –aunque luego liberado sin cargo- en el marco de operaciones contra el narcotráfico. Dorado conoció a Feijóo por medio de Manuel Cruz, ya fallecido, que además de chófer de destacados dirigentes del PP gallego, entre ellos Romay cuando era conselleiro, era testaferro del contrabandista-narcotraficante y conocido militante en Ferrol del partido que presidía el ahora presidente del Consejo de Estado.

Feijóo oculta, por el momento, los contratos que la Xunta de Fraga concedió a empresas de Dorado, también durante los años en que Romay era conselleiro y él su segundo. “No tengo ninguna información”, aseguró igualmente Romay al ser preguntado al respecto.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/04/12/galicia/1365759496_787239.html

FEIJÓO OCULTA LAS AYUDAS QUE LA XUNTA DE FRAGA CONCEDIÓ A MARCIAL DORADO

El narco cobró 125.000 euros de un programa de indemnizaciones por los daños del temporal en Arousa durante la etapa del bipartito

Feijóo ha optado por la estrategia de la dosificación de datos sobre su relación personal y política con el contrabandista reconvertido en narcotraficante, y actualmente en prisión, Marcial Dorado. Pese a que la conoce, Feijóo no desvela, al menos por el momento, la cantidad de dinero que los gobiernos de la Xunta presidida por Manuel Fraga (en los que él era número dos de la Consellería de Sanidade en la misma época en la que viajaba con Dorado y acudía a las fiestas que este organizaba) pagaron por contratos con sus empresas.

El presidente gallego se presenta como víctima y mientras se aferra al goteo informativo sobre los datos que le conciernen a él, dispara contra la oposición: “La mayor ayuda pública” del Gobierno autónomo que recibieron empresas de Dorado “asciende a 125.000 euros y se corresponde con fondos solidarios por daños producidos en instalaciones de sus empresas”, se defendió ayer con el ataque en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consello de la Xunta, señalando al bipartito que, en el año de inundaciones en Arousa de 2006, otorgó esa indemnización.

“No pongo en cuestión la legalidad” de las ayudas, precisó Feijóo. Las compensaciones entre las que se incluía la de Dorado fueron concedidas al amparo de un decreto de “medidas urgentes para reparación de los daños” causados por las inundaciones de 2006 que anegaron un aparcamiento subterráneo ubicado en Vilagarcía propiedad de una empresa del narcotraficante.

El conselleiro de Presidencia durante el gobierno del bipartito, el socialista José Luis Méndez Romeu, asegura que estas ayudas se conceden a empresas que están al corriente de sus obligaciones con la Administración “y no se les pide la relación de accionistas”. “Pero no se juzga esto”, matiza Méndez Romeu, sino si en la amistad que Feijóo mantenía con el contrabandista Dorado “había algo más que benevolencia; algo como, por ejemplo, contratos interesados relacionados con las compras de gasóleo a Dorado para los hospitales gallegos”.

Pero mientras tanto, Feijóo dispara contra la oposición y huye del dato de los contratos que la Xunta a la que él pertenecía, en la época de los viajes y las fiestas con el entonces contrabandista, firmó con sus empresas. El presidente ofrece a cambio la cifra de 5.000 euros que, según asegura, la Xunta pagó entre 2009 y 2013 a la empresa de su examigo de ocio “por una contraprestación de servicios” relativos a la compra de efectos navales. “Vamos a dar todas las facturas y datos de subvenciones”, prometió ayer con un pie en el avión que lo llevaba a México, donde respirará durante una semana lejos de la “hipocresía política” de la que acusa a la oposición por exigirle explicaciones.

“Yo nunca puse en duda la legalidad de las ayudas y subvenciones del bipartito” a las empresas de Dorado, preparó el terreno Feijóo para concluir que lo que sí cuestiona es “la hipocresía de PSOE y BNG”, que no le creen.El presidente intentaba evidenciar con la divulgación de esta indemnización que PSdeG y BNG no están legitimados para reprocharle a él que “no supiera” hace 18 años que “Marcial Dorado iba a convertirse en narcotraficante” y que, “cuando ya lo era y estaba condenado y en la cárcel” la “misma oposición” le hubiese concedido la indemnización a su empresa afectada por las inundaciones. Ayer, en la comparecencia ante los periodistas, mostró su malestar con la actitud de PSdeG, AGE y BNG en su comparecencia parlamentaria e instó a los periodistas a que visionen el vídeo de esa sesión para contemplar con claridad “las entrañas de los portavoces de la oposición” en contraposición a las suyas.

“Con tanta hipocresía es comprensible que los ciudadanos no crean en los políticos”, protestó. En su opinión la desafección de los ciudadanos con los representantes públicos “está ganada a pulso por algunos” de ellos, en clara alusión a los portavoces de la oposición y en especial al del PSdeG, Pachi Vázquez. “Cuando un portavoz es capaz de decir que no se reunió conmigo y me propuso un pacto de silencio sobre el caso Campeón, no se puede tomar en serio a esa persona”, acusó.

Feijóo está muy molesto.“No voy a hacer una segunda comparecencia”, replicó cuando en la rueda de prensa de ayer se le formularon preguntas relacionadas con los contratos que la Xunta firmó con empresas del contrabandista-narcotraficante. El presidente quiere dar carpetazo cuanto antes al desgaste que conlleva la política de transparencia informativa y protesta porque se le están requiriendo explicaciones “por unas fotos del siglo XX cuando yo tengo el compromiso de dedicarme a los asuntos del siglo XXI y lo voy a hacer con toda la intensidad con la que lo he venido haciendo hasta ahora”. Mientras tanto se compromete, “como no podía ser de otra forma”, a remitir a la Cámara gallega “todos los datos cuando se nos soliciten”.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/04/11/galicia/1365682382_202173.html

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..

Las ansias de meter el diente a los público del gobierno de #XulioFerreiro les lleva a infringir múltiples irregularidades donde se auto-adjudican así mismos los contratos públicos del Ayuntamiento de A Coruña.

Martes, 24 Octubre 2017
Las ansias de meter el diente a los público del gobierno de #XulioFerreiro les lleva a infringir múltiples irregularidades donde se auto-adjudican así mismos los contratos públicos del Ayuntamiento de A Coruña.

  Según los portavoces del PP en María Pita el que "orquestó" el Proxecto Carcere , formaba parte del tribunal para controlar su "auto-adjudicación", para acceder a la partida de...