Información
Elecciones municipales de Galicia

Pedro Sanchez afirma que España necesita un Gobierno Libre de CORRUPCIÖN por lo que el PP no puede ni debe gobernar

Información
11 Septiembre 2016 2262 votos

esp pedro sanches mitin en cerceda a corunaEl líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, reconoció hoy el apremio de establecer un gobierno en este país, pero advirtió que no puede ser cualquier ejecutivo, sino uno limpio y decente.

Durante un mitin en Galicia, Sánchez defendió que España necesita con urgencia salir de la parálisis institucional que sufre desde hace casi nueves meses, con una administración en funciones encabezada por Mariano Rajoy, del conservador Partido Popular (PP).
Aclaró, sin embargo, que un nuevo gobierno no puede volver a estar presidido por Rajoy, pues, según su criterio, la nación ibérica requiere de un liderazgo 'limpio, decente, dialogante, creíble y con sensibilidad social'.
Denunció que el mandatario saliente forma parte de una organización que ostenta 'el abecedario de la corrupción' y debe ir a las bancadas de la oposición.
Explicó que el rechazo del PSOE a la reelección de su par del PP no obedece a una cuestión personal suya o enemistad con el actual presidente interino.
'No tengo nada en contra de Rajoy, nuestro adversario no es él como persona, nuestro adversario se llama desigualdad, corrupción y desempleo', enfatizó el dirigente, en alusión a los cuatro años de duros recortes sociales aplicados por los conservadores.
No obstante, el secretario general de la principal fuerza de la oposición aseguró que para impedir la continuidad del PP en el poder es imprescindible que las agrupaciones Podemos (centroizquierda) y Ciudadanos (centroderecha) abandonen sus 'vetos cruzados'.
'Que levanten sus vetos y saquemos adelante un gobierno regeneracionista, que falta hace', reivindicó el político socialdemócrata, quien por ahora no se postuló como candidato a la presidencia, tras la fallida investidura de Rajoy, hace ocho días.
Situó a esos dos partidos, que irrumpieron con fuerza en el Congreso de los Diputados luego de las elecciones del 20 de diciembre, como los responsables, en este momento, de frenar la regeneración, al ni siquiera ser capaces de 'sentarse a hablar y a dialogar' entre sí.
'Se presentaron (en los comicios) para regenerar la política y hoy, con sus votos cruzados, están bloqueando esa regeneración', remarcó Sánchez, favorable a explorar un ejecutivo alternativo al PP con esas nuevas agrupaciones.
Tras las elecciones de diciembre, Podemos y Ciudadanos se convirtieron, en ese orden, en la tercera y cuarta fuerzas parlamentarias, poniendo fin a más de tres décadas de bipartidismo entre socialistas y conservadores.