Información
Localidades de Galicia

O home que matou o seu irmán en Guillán (Vilagarcía) é condenado a dous anos de cárcere

Información
23 Octubre 2018 201 votos

A Sección Segunda da Audiencia Provincial de Pontevedra condenou a dous anos de prisión por cometer un delito de homicidio por imprudencia en concurso con outro de lesións dolosas ao veciño da parroquia de Guillán, en Vilagarcía, que matou o seu irmán dun disparo de escopeta en setembro de 2012. O tribunal aplicou as atenuantes de dilacións extraordinarias, confesión e reparación do dano, xa que o imputado está a abonar as indemnizacións.

 

A sentenza foi ditada tras o acordo alcanzado entre as acusacións e a defensa o pasado mes de setembro, o que evitou a repetición do xuízo con xurado. O acusado tamén se mostrou conforme con abonar unha indemnización de 180.000 euros á viúva da vítima e de 18.000 a cada unha das súas dúas fillas.

A Audiencia indica no fallo que a relación entre o acusado e a vítima era “mala desde facía tempo” e que o día dos feitos estaban discutindo. Durante a disputa, o condenado, “sentíndose atacado pola vítima e na crenza de que obraba en defensa da súa propia integridade”, disparoulle. Os maxistrados subliñan que carecía de intención “de causarlle a morte, aínda sabendo que podería ferilo”. O tiro alcanzou ao seu irmán na perna esquerda e provocou o seu falecemento.

O acusado foi xulgado en 2014, pero o Tribunal Supremo ordenou a repetición da vista oral ao apreciar contradicións no veredicto do xurado popular. Naquela ocasión tamén foi declarado culpable dun delito de homicidio por imprudencia.

 

***

El hombre que mató a su hermano en Guillán (Vilagarcía) es condenado a dos años de cárcel

 

22/10/2018.- La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a dos años de prisión por cometer un delito de homicidio por imprudencia en concurso con otro de lesiones dolosas al vecino de la parroquia de Guillán, en Vilagarcía, que mató a su hermano de un disparo de escopeta en septiembre de 2012. El tribunal ha aplicado las atenuantes de dilaciones extraordinarias, confesión y reparación del daño, ya que el imputado está abonando las indemnizaciones.

La sentencia ha sido dictada tras el acuerdo alcanzado entre las acusaciones y la defensa el pasado mes de septiembre, lo que evitó la repetición del juicio con jurado. El acusado también se mostró conforme con abonar una indemnización de 180.000 euros a la viuda de la víctima y de 18.000 a cada una de sus dos hijas.

La Audiencia indica en el fallo que la relación entre el acusado y la víctima era “mala desde hacía tiempo” y que el día de los hechos estaban discutiendo. Durante la disputa, el condenado, “sintiéndose atacado por la víctima y en la creencia de que obraba en defensa de su propia integridad”, le disparó. Los magistrados subrayan que carecía de intención “de causarle la muerte, aun sabiendo que podría herirlo”. El tiro alcanzó a su hermano en la pierna izquierda y provocó su fallecimiento.

El acusado fue juzgado en 2014, pero el Tribunal Supremo ordenó la repetición de la vista oral al apreciar contradicciones en el veredicto del jurado popular. En aquella ocasión también fue declarado culpable de un delito de homicidio por imprudencia. 



esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi