Información

La importancia y la fiabilidad de la lectura del tarot telefónico

Información
06 Marzo 2019 192 votos

La voz es uno de los sistemas que nos permite comunicarnos con relativa facilidad con el resto del mundo. Una sencilla manera de poder expresar nuestros sentimientos, ya sea de manera presencial o por teléfono, y que empleamos a lo largo de nuestra vida.

La voz es precisamente el elemento conductor que utilizamos para realizar una consulta del tarot telefónico con una vidente seria. Un sistema de tarot que, a pesar de lo que muchos puedan pensar, es igual de efectivo que el tarot presencial, ya que lo que el vidente hace es conectar con nuestra energía a través de la voz.

El tarot telefónico frente al tarot presencial

No en vano, a raíz de la aparición de las nuevas tecnologías, el tarot telefónico ha pasado a ser uno de los más demandados y solicitados en los últimos años. Sus beneficios con respecto a la lectura del tarot presencial son más que evidentes:

  • Lectura más rápida y directa
  • No tenemos que desplazarnos, ya que la lectura se puede hacer desde la comodidad de casa, lo que supone un ahorro en el coste final
  • Videncia totalmente confidencial

La tarotista y vidente seria por teléfono es capaz de establecer la conexión necesaria con el cliente a través de este medio de comunicación. Gracias a sus dones y habilidades, la consulta del tarot será igual de completa o más que la que se lleva a cabo de manera presencial.

Tanto es así que ni tan siquiera es necesario que el tarotista conozca al consultante o haya tenido algún tipo de contacto previo con él. La lectura se basará estrictamente en la conexión que se establece entre ambos. Precisamente, esto es lo que en realidad le dará mucha mayor credibilidad a la lectura del tarot.

Por otro lado, el tarot telefónico puede ser en muchos casos más directo y fluido que el tarot presencial. En este último se producen sin ir más lejos una serie de formalismos y protocolos (saludos, presentaciones, etc.) que no tienen lugar en la lectura telefónica. Un tarot por teléfono que al mismo tiempo puede ofrecer también diferentes ofertas y paquetes de tiempo para una mayor versatilidad en el servicio.

Visto lo cual, la única diferencia importante entre el tarot telefónico y el presencial está en la distancia. Un aspecto que, por otro lado, no influye en absoluto en la veracidad o en la calidad de la interpretación de las cartas. La tarotista de verdad puede leer e interpretar las cartas de manera fiable sin que el contacto físico sea necesario.

De ahí que, en la actualidad, sea muy habitual realizar una lectura de tarot barato con el móvil, independientemente de lo que se desee consultar.

Una lectura de tarot telefónico

Es cierto que cada tarotista tiene su propio sistema a la hora de hacer una lectura del tarot por teléfono. Sin embargo, hay una serie de líneas que resultan convencionales y que se suelen repetir en todos los casos.

La consulta comienza una vez que el vidente se pone al teléfono y se llevan a cabo los saludos y las presentaciones de manera rápida. Tras esto, el consultante presenta la situación que quiere plantear. Lo más recomendable es que se trate de una presentación clara y concreta, sin entrar demasiado en muchos detalles.

También es muy aconsejable que la persona que realiza la consulta tenga apuntadas una serie de preguntas para que todo sea más fluido y rápido.

A continuación, el vidente baraja las cartas del tarot, corta el mazo y coloca las cartas sobre la mesa. A partir de aquí es cuando el tarotista debe conectar con la energía de las cartas de la baraja para interpretarlas en función de las preguntas que le acaba de realizar la consultante.

Durante este tiempo, el cliente debe permanecer en silencio y totalmente concentrado en la videncia. Solo a partir de la lectura de las cartas del vidente, el consultante puede expresar su opinión, pedir aclaraciones sobre algún punto que no le haya quedado claro, exponer sus dudas, etc.

En realidad, cada vidente tiene su propia metodología de trabajo, por lo que la videncia puede diferir en algunos aspectos.

Siempre hay que dejar muy claro que el tarot no adivina el futuro a ciencia cierta ni con exactitud. A través de las cartas de la baraja, el vidente lo que hace es captar ciertas tendencias que pueden sucederle al cliente en un futuro a su alrededor. Pero luego será este quien tome las decisiones más adecuadas.

De alguna manera, el vidente se convierte en un punto de apoyo y de consejo fundamental. Una excelente manera de aclarar ideas y de poder abrirse paso frente a la incertidumbre gracias a la información directa y fiable que nos ofrece el profesional de la videncia.

lineaazul 1600

As entradas sairán á venda en próximas datas cun prezo que...

Celebrarase do 5 ao 29 de abril nos restaurantes, ao igual que...

Con previsión de vientos flojos a moderados que además se harán...

20.03.2019.- As bases que rexen o certame pódense consultar no...

lineaazul 1600