Información

Consejos para cuidar tu robot aspirador y que dure muchos años

Información
27 Agosto 2018 598 votos

Los robots aspirador son cada vez más populares y utilizados en la limpieza de hogares y establecimientos españoles

 

El primer robot aspirador fue creado en Japón en 1985 pero no fue hasta ya iniciado el siglo XXI cuando empezaron a ser incorporados de forma regular a viviendas de todo el mundo para la limpieza cotidiana.

 

En España, el robot aspirador es un dispositivo completamente integrado en muchos hogares. Los modelos comercializados actualmente disponen de los últimos adelantos tecnológicos: son capaces de detectar cualquier tipo de obstáculo, adaptan la intensidad de la limpieza en función de la suciedad, ahorran energía e incluso desinfectan algunas superficies con luz ultravioleta.

 

Sus prestaciones y precios son muy variados pero, independientemente del modelo, todos necesitan de un mínimo mantenimiento para funcionar perfectamente y durar muchos años. Según explican en la web especializada AspiradoraRobot.es, un adecuado mantenimiento es clave para alargar la vida útil del aparato y la calidad de la limpieza.

 

Medidas necesarias para cuidar tu robot aspirador

 

Los recambios. Un factor clave en el correcto funcionamiento del robot aspirador son los recambios y su reemplazo en la frecuencia indicada. La mejor medida es cambiar los recambios en la frecuencia indicada  por los fabricantes aunque la apariencia de los mismos sea buena. No obstante, en términos generales, en los modelos Roomba (los más vendidos en todo el mundo) los cepillos laterales deben cambiarse cada tres meses de uso. Y, en lo que respecta a los filtros, iRobot aconseja su sustitución cada 2 ó 3 meses. Por otra parte, en lo que respecta a las baterías, en la aspiradora robot Roomba si el dispositivo muestra un error al cargar o las limpiezas duran muy poco es el momento de conseguir baterías nuevas. Por último, los cepillos o extractores centrales se deben cambiar cada seis meses.

 

Limpieza de los filtros.  La limpieza de estos componentes ha de ser muy frecuente. Es recomendable proceder a su limpieza cuando el usuario vacíe el depósito del robot aspirador. Para limpiar los filtros hay que sacudirlos y no lavarlos. Los expertos de la web AspiradoraRobot  advierten que lavarlos puede reblandecer las superficies y provocar que los filtros se rompan. Los filtros tienen especial incidencia en la eficacia de robot aspirador por lo que es muy importante limpiarlos y reemplazarlos cuando sea  necesario.

 

Uso en las casas.  Al comprar un robot aspirador, es crucial tener en cuenta cuál va a ser su uso y no emplearlo para otras tareas. La  mayoría de los robots aspirador solo pueden operar en estancias de casas e interiores y no están diseñados para trabajar en lugares muy húmedos, buhardillas, sótanos, almacenes o lugares muy estrechos. Emplear el electrodoméstico en estos sitios puede afectar a su funcionamiento y conducir a averías graves.

Mantenimiento del cepillo giratorio. El cepillo giratorio lateral del robot aspirador recoge con mucha frecuencia hilos y pelos. Por ello, hay que limpiarlo con mucha frecuencia. Esta tarea debe realizarse si el usuario observa mucha suciedad y el uso del aparato ha sido intensivo. Una acumulación de muchas sustancias de procedencia desconocida puede dañar los cepillos.

 

Mantenimiento de la rueda frontal. Si la rueda frontal acumula hilos y pelos, puede afectar a  la movilidad y funcionamiento del robot aspirador. Para retirar la rueda frontal hay que tirar  con fuerza de ella. La suciedad que acumule en su interior debe ser retirada manualmente. Es especialmente relevante eliminar todos los pelos que envuelvan el eje.

 

Mantenimiento de los sensores. Los sensores del robot aspirador son componentes básicos del aparato, sin los que no podría evitar obstáculos ni maniobrar al efectuar tareas de limpieza. La suciedad que acumulen debe ser retirada regularmente.

 

Mantenimiento de la batería.  Los errores de la batería son relativamente frecuentes y la mayoría se deben a un mal mantenimiento o colocación. En muchas ocasiones, se producen porque la batería no está bien conectada. También es común que se produzcan por un recalentamiento de la batería. En este caso, hay que dejar al robot aspirador sin funcionar durante, al menos, una hora. Por último, un error muy frecuente que se da en los modelos Roomba se produce porque la batería no hace bien contacto con las placas del dispositivo. Solucionarlo es fácil: se limpia la batería con un trapo seco para eliminar la suciedad y polvo y el aparato volverá a funcionar correctamente.

 

Cuidado en vacaciones.  Para finalizar con estos consejos útiles para el mantenimiento del robot aspirador, muchos usuarios no saben qué hacer con el dispositivo cuando se van de vacaciones. Si el aparato no viaja y  la ausencia de los propietarios va a ser corta, lo mejor es dejar el robot aspirador cargando en la base. Si, por el contrario, la ausencia del hogar va a ser larga, la medida más apropiada es cargar al máximo la batería, extraerla del robot aspirador y guardarla.

lineaazul 1600

As entradas sairán á venda en próximas datas cun prezo que...

Celebrarase do 5 ao 29 de abril nos restaurantes, ao igual que...

Con previsión de vientos flojos a moderados que además se harán...

20.03.2019.- As bases que rexen o certame pódense consultar no...

lineaazul 1600