Información

La experiencia de un campamento en el extranjero

Información
22 Junio 2018 405 votos

Los campamentos fuera de nuestras fronteras ofrecen una oportunidad única de desarrollarse en diversas facetas.

Con la llegada del verano, muchos padres se plantean enviar a sus hijos a un campamento. En parte porque no quieren dejarlos solos en casa, ya que no tienen el mismo tiempo libre. Por otro lado, porque la experiencia de un campamento es muy gratificante, como bien pueden certificar quienes la han vivido.

 

Además, en la actualidad hay campamentos en el extranjero dedicados a formar el talento deportivo. De modo que si el objetivo es dar el salto del mundo aficionado al deporte profesional, este es uno de los recursos más interesantes.

Más que un recurso de emergencia

Hay quien piensa en un campamento como un sitio en el que dejar a los niños cuando no se sabe qué hacer con ellos. Aunque este concepto está bastante lejos de la realidad, puesto que los campamentos tienen como objetivo mucho más que el ocio. Están orientados a reforzar conocimientos de un modo ameno y divertido, en un entorno agradable.

Tampoco es un castigo, por lo que no es adecuado amenazar a los niños con llevarles allí si no sacan buenas notas o se portan mal. De este modo sólo se genera en ellos la sensación de que un campamento es algo negativo, cuando en realidad es todo lo contrario.

Campamentos deportivos para futuros profesionales

En la actualidad se están empezando a usar los campamentos en el extranjero para capacitar a jóvenes de cara al futuro en los deportes. De la mano de entrenadores expertos, con conocimientos y certificaciones internacionales, se puede dar el salto de aficionado a profesional. Para ello estos centros cuentan con instalaciones de primer nivel, así como diferentes modalidades deportivas para que todos puedan desarrollar mejor tanto su forma física como sus aptitudes de cara a convertirse en estrellas. Porque tan importante es trabajar en el aspecto físico como en el mental, especialmente cuando hay que lidiar con la frustración y el sentimiento de fracaso, que hacen que algunos se planteen abandonar. Solo quienes se reponen y continúan pueden aspirar a la élite, y por eso es uno de los aspectos que se trabajan en estos campamentos.

Hábitos útiles para la vida

Un campamento en el extranjero, especialmente dedicado al deporte, ayuda en el desarrollo de buenos hábitos. Por ejemplo cuidar de la alimentación, tener un horario bien planificado y un buen descanso son fundamentales para el deportista profesional. Cuanto antes se adquieran, más fácil es continuar con ellos a lo largo de la vida. Por eso, hacerlo en una etapa temprana ayuda desde pequeños a incorporarlos a su rutina.

Y no solo para el deporte. Estos y otros hábitos que se adquieren son de utilidad para la vida en general, por lo que siempre es interesante acudir a un campamento.

Una experiencia multicultural

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el hecho de que acuden jóvenes de diversos países. Estos orígenes hacen que cada uno llegue con una cultura, unas ideas e incluso unos puntos de vista, y que los demás puedan aprender a ver las cosas desde una óptica diferente. También es muy útil para potenciar la tolerancia entre culturas, al no tratar de imponerse a los demás, sino tener que colaborar y llegar a un entendimiento mutuo. Factores que en la vida adulta son bien valorados, y que seguro que serán necesarios de cara al deporte de élite, en el que los viajes alrededor del mundo forman parte importante de la competición en muchos casos.

Son muchas por tanto las razones por las que un campamento en el extranjero es una idea de lo más interesante.



esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi