Información

Principales diferencias entre el horóscopo y el tarot

Información
14 Mayo 2018 232 Votos

El horóscopo y el tarot son dos prácticas que en realidad se complementan la una con la otra. Dos técnicas de adivinación que presentan muchas similitudes pero, que a su vez, también cuentan con numerosas diferencias. Unas diferencias que precisamente son las que ofrecen una gran visión en conjunto. Las principales características de cada método son:

El horóscopo es el método de adivinación mediante el periodo de fechas en el que el consultante ha nacido. Añadiendo otras variables, como la constelación, la influencia lunar, el día del mes, las casas, los ascendentes.

En el tarot contamos con 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores. Los primeros representan las estructuras y los personajes relacionados con los 12 signos zodiacales, 8 planetas, el Sol y la Luna. Por su parte, los arcanos menores están relacionados con otros elementos de la astrología y se dividen en 4 series: las copas, los bastos, las espadas y los oros.

Principales diferencias entre el horóscopo y el tarot

Definiciones de horóscopo y tarot

El horóscopo es un método para predecir el futuro o una serie de hechos que pueden suceder en el tiempo basado en los signos del zodiaco y la posición de los astros en un momento determinado.

Cada persona, por ejemplo, se relaciona con un signo del zodiaco, y este a su vez tiene relación con 4 elementos: fuego, tierra, aire y agua. Aunque si hablamos de el horóscopo chino, las personas se relacionarían por su fecha de nacimiento con un animal de un conjunto de 12 diferentes.

Del tarot se pueden dar muchas definiciones, aunque la más extendida es aquella que señala que se trata de una técnica que brinda una representación platónica del árbol de la vida. Está formada por una baraja de naipes en la que se consultan diferentes hechos del pasado, el presente y el futuro.

Este mazo de cartas se compone, por lo general, de 78 naipes, divididos en los 22 arcanos mayores y los 56 arcanos menores anteriormente mencionados. Ambos se dividen a su vez en 4 palos de 14 cartas (copas, oros, bastos y espadas), con 10 numeradas y sota, caballo, rey y reina por palo. La primera aparición de esta baraja tuvo lugar en el siglo XV en Italia.

El tiempo

La primera diferencia a tener en cuenta entre el horóscopo y el tarot es que la astrología se basa en el tiempo, con las constelaciones asignadas a un tiempo específico de la historia. En este caso, la Tierra y el individuo están considerados como el centro de todo, girando a su alrededor tanto el Sol como la Luna.

El Tarot, en cambio, se basa en la lectura de 78 imágenes sin referencia de tiempo alguno. No tiene, por tanto, una referencia temporal exacta, sino que las cartas se sitúan en el tiempo solo a través de las preguntas que se realizan en la tirada correspondiente. En esta técnica los periodos de tiempo se distinguen a partir de preguntas y tiradas.

La lectura

Por otro lado, la lectura del zodiaco requiere de una especialización o una preparación previa, sobre todo por el hecho de tratarse de un sistema abstracto. De aquí parte, entre otras cosas, la compatibilidad de amor entre los signos y otra serie de elementos que subyacen a la lectura del horóscopo.

El tarot, sin embargo, cuenta con un sistema de figuras comprensible y accesible a todos. De esta manera, se posibilita la comunicación directa y fluida entre el tarotista y la persona que está realizando la consulta a través de una serie de preguntas y respuestas.

Sí es cierto que en el tarot las tiradas y las barajas que se utilizan son muy variadas, lo que da lugar a que el significado y la lectura también pueda ser variada. El horóscopo, en cambio, se basa en criterios específicos, entre ellos la fecha de nacimiento de la persona que hace la consulta.

En resumen, la lectura del tarot se realiza a través de la interpretación de 78 imágenes, mientras que en la astrología se hace mediante la interpretación de la carta astral o la posición de los astros en un momento concreto del tiempo, tal y como podemos ver en horoscopohoy.eu.

La historia

Hay que recordar, por último, que el principal desarrollo de la astrología tuvo lugar desde el primer milenio a.C, mientras que el auge del Tarot comenzó a darse a partir del Renacimiento. Por lo que se trata de otra de las diferencias fundamentales entre estas dos prácticas.

No en vano, el conocimiento acerca de cómo realizar una lectura correcta de astrología hunde sus raíces en muchos siglos atrás en el tiempo. Sin embargo, en el caso del tarot está disponible desde hace tan solo unos 100 años aproximadamente.

En líneas generales, tanto el horóscopo como el tarot van de la mano y se encargan de diseñar e interpretar algo que puede verse como un problema pero que la persona no logra comprender. Dos técnicas que bien podrían definirse como un recurso de liberación, comprensión y aceptación de las situaciones que están por venir.