Información

Consejos para cobrar deudas impagadas

Información
24 Abril 2018 741 votos

Descubre las mejores maneras de cobrar el dinero que te deben con la máxima rapidez y eficacia

 

 

El cobro de deudas impagadas es un problema bastante frecuente al que se enfrentan en el día a día todo tipo de empresarios o de particulares, y que puede suponer un verdadero contratiempo. Sin embargo, es una situación a la que es importante enfrentarse de la manera adecuada, para recuperar el dinero que nos pertenece. A continuación, te proponemos una serie de consejos para Cobrar deudas que te serán de gran utilidad.

 

 

Tener conocimientos sobre el tema

Antes de nada, es importante tener conocimientos sobre finanzas y sobre contabilidad, de forma que se pueda estudiar en profundidad las expectativas de cobro que hay y si hay viabilidad de llegar a un acuerdo.

 

También es conveniente tener algunos conocimientos de psicología, que nos ayudarán para tratar con las personas deudoras, para ponerlos en su lugar y averiguar las razones por las que no quiere o no puede pagar su deuda pendiente y para convencerlo de que lo haga.

 

Disponer de una estrategia previa de para la gestión del cobro de deudas

Es conveniente que la empresa disponga de una estrategia previa y de un protocolo a seguir en el caso de que se produzca el impago de deudas. De esta forma, sabremos exactamente lo que debemos hacer y no perderemos el tiempo de manera innecesaria.

 

Por ejemplo, una buena forma de prever este tipo de problemas, es tener contratados Seguros de impago. Mediante los seguros, tendremos un mayor control sobre la gestión de las facturas impagadas y se reducirá de forma considerable el riesgo de impago, al recordarle al cliente el vencimiento de una factura y su obligación de realizar el pago.

 

También es necesario tener muy bien definidas las tareas que se van a realizar y las personas que se van a encargar de llevar la gestión del cobro de deudas. Esto nos permitirá actuar con la mayor rapidez, ya que en estos casos, el tiempo puede ser un aliado del moroso. Por ello, la gestión del proceso de cobro debe llevarse a cabo en el mismo momento en el que venza la factura.

 

Recopilar información sobre el deudor y conversar con él

No debemos considerar todas las deudas y todos los deudores de la misma manera, sino que es importante que se haga de forma individual, ya que no todas tienen la misma cuantía, ni todos los deudores tienen las mismas razones, etc. Por ello, lo más recomendable, es tomarse un tiempo para estudiar cada deuda particular en profundidad, y no actuar de forma precipitada y sin conocer los detalles.

 

En primer lugar, debemos recompilar toda la información disponible sobre la empresa o persona deudora, en concreto, sobre su historial de pago. Después de asegurarnos también de la cantidad adeudada y de la fecha en la que se debía de haber pagado y de disponer de copias de las facturas, es el momento de contactar con el deudor.

 

En un primer contacto, debemos recordar al cliente su deuda e intentar conocer las razones del retraso. Es una manera también de hacerle comprender que no vamos a dejar de lado este asunto, ya que muchos morosos abusan a veces de la dejadez de algunos empresarios en no reclamar sus deudas, para ir retrasando el pago.

 

Para contactar con el cliente, se puede recurrir a un servicio de abogados. Podemos encontrar Abogado en Alicante o en otras zonas, que nos ayudará a conseguir una solución de forma más eficaz y a ofrecer una imagen más profesional.

 

De cualquier modo, siempre se debe tratar de que el contacto sea amistoso, en especial si se trata de clientes habituales. Debemos intentar ponernos en el lugar de la otra persona, y entender cuándo se trata de un impago voluntario y cuándo obedece a otras circunstancias, como a situaciones de crisis en la empresa, falta de liquidez, etc.

 

En estos casos, es recomendable estar abierto a buscar otras soluciones, como el aplazamiento del pago, para poder mantener así la confianza del cliente. Hay que tener en cuenta también el tipo de deuda de que se trata, si se trata de una deuda con el alquiler de Pisos o casas, una deuda por un servicio ofrecido, etc.

 

Para ponernos en contacto con el deudor, podemos hacerlo de forma personal o también mediante una llamada telefónica o una notificación por escrito. Si después de este primer contacto, no obtenemos una respuesta, es recomendable optar por otros medios, que hagan constar nuestras actuaciones, como un burofax o un texto con la debida certificación.


En el escrito, se debe especificar de forma detallada la cuantía que se debe y su origen. Debemos ofrecer facilidades para el pago y mostrar una actitud flexible y abierta al diálogo, para transmitir al deudor nuestra comprensión, pero al mismo tiempo, nuestra decisión a cobrar la deuda.

lineaazul 1600

Celebrarase do 5 ao 29 de abril nos restaurantes, ao igual que...

Con previsión de vientos flojos a moderados que además se harán...

20.03.2019.- As bases que rexen o certame pódense consultar no...

El próximo sábado 27 de Abril de 2019 a las 15.00 horas arrancará...

lineaazul 1600