Información

Porque tu vida sexual puede estar en riesgo: ejercicios para el eyaculador precoz

Información
11 Abril 2018 421 Votos

Una sexualidad plena y satisfactoria puede verse afectada por factores como la eyaculación precoz, un problema que al parecer es más de común de lo normal; pero que sólo pocos hombres saben cómo manejar. Hoy conversamos contigo sobre los ejercicios que puedes hacer si eres eyaculador precoz.

 

La eyaculación precoz poder ser un detonante para tu relación o para tu vida sexual en general; puede llegar a crear un conflicto en tu autoestima si no sabes cómo hacerle frente, menos, si sientes que las soluciones mágicas que sirven en otros hombres no funcionan contigo.

Lo primero que debes saber es que no eres el único en tener este desajuste y lo segundo que debes saber es que tiene solución y puede llevarse a cabo con ejercicios para la eyaculación precoz.

Rápidamente para los que no conocen del término, una eyaculación precoz consta de una eyaculación prematura que sucede sin control y con el contacto íntimo mínimo, es decir, que sin necesidad de muchos estímulos sexuales, la eyaculación se lleva a cabo e imposibilita que el coito termine como debe ser; se clasifica de igual manera en dos tipos, la primaria, sucede cuando acompaña al hombre desde una edad joven y la secundaria que incide en edades más avanzadas en donde la disfunción eréctil es a principal causante de ese problema.

Para generar un cambio en torno a este tema, es necesario seguir una serie de pasos que te ayuden a crear un plan sólido que te permita disfrutar de tu sexualidad a plenitud y a que tu autoestima no se vea directamente afecta; comenzar por evaluar cuál es la razón que te lleva a ser un eyaculador precoz, luego si es posible saber cuándo es el momento de pedir ayuda y posteriormente, es necesario que pongas manos a la obra para quitar este problema de encima; para ello puedes tomar nota de los siguientes cuatro ejercicios y hábitos que te ayudarán a dejar de ser un eyaculador precoz.

Mastúrbate

Un espacio para ti solo te ayudará a concentrarte mejor, lo más recomendable en este caso es aprender a masturbarte mientras haces ejercicios de respiración para equilibrar el pulso y así lograr controlar la eyaculación.

Masturbarte es un punto clave no sólo para ti y tu autoexploración sino también para que tu pareja no sienta que a través de ella estás buscando experimentar una solución.

Una técnica para lograr que la sensibilidad en el pene no te haga eyacular es masturbarte suavemente haciendo pequeñas pausas antes de llegar al clímax, cuando sientas que se viene el momento haz una pausa y suavemente continua para que la sensibilidad de tu pene no determine la fuerza y el disfrute de tus orgasmos; además de que sabrás cuáles son los movimientos que debes hacer a posteriori para no acabar tan rápido.

Respira profundo

Durante el sexo debes aprender a tomar la respiración de manera profunda, es válido también pedir una pausa para evitar llegar al clímax y comenzar de nuevo, en este punto la comunicación con tu pareja sexual es clave para que la misma sienta que debe darte tu momento para comenzar de nuevo. Poco a poco comenzarás a notar que la duración del acto sexual es más prolongado e incluso llegas a disfrutarlo más una vez que hayas tomado técnica en el asunto.

Ejercicios mentales

Eres lo que piensas y esto aplica también para los momentos en la cama, por lo general el hombre precoz tiene pensamientos que le hacen estancarse más en el problema como: “será que lo estoy haciendo mal” “mi pareja de verdad está disfrutando conmigo” ”no voy a poder” “otra vez lo mismo”; este tipo de pensamientos lo que hace es hundirte más en el problema, ya que te hará tener un nivel de estrés más elevado tus pulsaciones se elevarán y será mucho más difícil para ti controlar el orgasmo.  

Cambia el movimiento de caderas

Posiblemente con la penetración eyacules más rápido ya que la sensibilidad del pene se ve cubierta completamente con la vagina, a diferencia de la masturbación, la penetración no te permite controlar la presión que roza al pene. Una solución rápida a esto es cambiar el movimiento de caderas y pausar en intervalos de tiempo el movimiento para que el pulso no te traicione y logres encontrar una posición más placentera en la que no sacrifiques tu orgasmo.

esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi