Las últimas reformas en Educación han elevado los costes de las matrículas de las diferentes carreras universitarias y máster. Se han reducido mucho la cantidad de becas que se ofrecían, y endurecido las condiciones para aquellas disponibles. Por ello, muchos estudiantes son forzados a dejar los estudios a un lado, por lo menos hasta que hayan ahorrado lo bastante como para seguir con ellos.

 

Los bancos, desde el momento en el que se inició la crisis económica, directamente cerraron el grifo, cuando muchos de nosotros nos habríamos esperado lo contrario.

Ante un paraje tan desolador, los créditos rápidos se consolidan como una fiable fuente de financiación.

A la hora de contratarlos habrá que considerar los intereses, que suelen ser más elevados que aquellos que nos propondrían en una entidad bancaria. Sin embargo, las condiciones para solicitarlos son más sencillas, además de no tener que estar rellenando tanto papeleo como en un banco.

Si quieres saber que empresas de préstamos rápidos te pueden dar un crédito para estudios, tan sólo sigue al enlace a la página del sitio.

¿Qué opciones de financiación tiene un universitario?

Los estudios han concluido que una matrícula universitaria tiene un coste medio de unos 1200€. Sin embargo, este coste es bastante variable. Cada asignatura cuesta un determinado número de créditos que puede variar de un año para otro. Además, el coste se incrementará en el caso de que el alumno haya suspendido una asignatura (cuando más veces repita, más caro será el precio).

En el caso de que el alumno tenga que estudiar en una localidad diferente a la suya, incluso en un país extranjero, tendremos que agregar los gastos de alquiler de piso (que estará entre los 500-700€ según el lugar), libros, facturas, lo que pagará por el transporte.

Lo ideal en estos casos era intentar encontrar un empleo a media jornada para sufragar los gastos. Pero con la llegada de la crisis económica, encontrarlo es una utopía. Los padres colaboran en estos gastos, pero no siempre tienen la capacidad económica para hacerlo sin arruinarse.

¿La solución? Pedir un préstamo rápido.

Podríamos intentar ir al banco, pero lo más normal es que nos pidan tantos requisitos que no seremos capaces de reunir. En una empresa de préstamos rápidos tan sólo nos pedirán 3 requisitos:

  1. DNI o equivalente (Documento con el que probaremos nuestra identidad).
  2. Documento que acredite que se está percibiendo ingresos regulares (Cómo puede ser una nómina, una beca de estudios, etc.)
  3. Número de cuenta bancaria: También habrá que indicar un número de cuenta bancaria en el que el solicitante se encuentre como titular.

Estos criterios serán más que suficientes como para que la entidad empiece a recabar información sobre nosotros y puedan aceptar o denegar, la cantidad de dinero que hemos pedido.

Pide tan sólo la cantidad de dinero que vayas a necesitar; y es que, mayor cantidad, mayores son los intereses que vamos a tener que afrontar.

Celta B pón a sexta en Abegondo (1-3)

O Celta B encadeou a súa sexta vitoria consecutiva este domingo en Abegondo e, a falta de pecharse...

El Deportivo de Escotet el Venzolano se queda a un paso del título y de la Fase de Ascenso

    El Deportivo  hizo los deberes en la última jornada de liga en el grupo 1º de Se...

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..