Información

¿Cómo ser traductor profesional?

Información
26 Marzo 2018 653 votos

Los profesionales de este sector suelen tener el grado de Traducción e Interpretación, que les avala para trabajar como expertos en la materia. No obstante, tener un título no es esencial para realizar traducciones profesionales excepto en los casos en los que se realice una traducción jurada.

 

 

Los trabajos de traducción son desde hace unos años uno de los servicios más solicitados por las empresas y por las administraciones públicas. La realidad de que vivimos en un mundo cada vez más globalizado y la necesidad de atender y dar información en los idiomas de nuestros clientes está obligando a los responsables de las compañías e instituciones a impulsar las traducciones de sus folletos informativos, páginas web y cartelería, entre otros asuntos, para satisfacer a sus clientes. Para conseguir unos resultados eficaces es conveniente contar con traductores profesionales capaces de ofrecer calidad en todos estos trabajos.

 

Por ello, una buena salida laboral en la actualidad consiste en convertirse en traductor profesional debido a la alta demanda de servicios que existe. Pero, ¿cómo ser traductor profesional? En España, no existe una normativa que obligue a las personas a tener un título a la hora de realizar traducciones. Por ello, si una persona quiere ofrecer sus servicios como autónomo lo único que que tiene que hacer es darse de alta en el Ministerio de Economía y Hacienda.

 

En este sentido, una persona que domina dos o varias lenguas puede ofrecer sus servicios a cualquier empresa e institución. De hecho, esta es una práctica que realizan con frecuencia las personas que tiene dos lenguas maternas y pueden ofrecer servicios de traducción gracias al amplio dominio que tienen de las mismas.

 

Sin embargo, para ofrecer unas traducciones de calidad y ofrecer un servicio de traductor profesional, no sólo basta con conocer un idioma. También hay que dominar el uso del mismo, la jerga y adaptar el idioma a los diferentes contextos para que la traducción sea lo más natural posible. Por ello, quienes quieran ser traductores profesionales tienen que tener en cuenta que saber adaptar la traducción y el idioma al uso y costumbre va a ser fundamental para destacar por encima del resto.

Este dominio de los idiomas y de las traducciones abre muchas puertas y oportunidades a los profesionales, ya que no sólo se va a traducir por escrito. Las nuevas tecnologías y la necesidad de incorporar locuciones y audio en los vídeos han hecho que también aumente la solicitud de traducciones para locución. Las solicitudes de voces para vídeos aumentan cada día con el objetivo de que la calidad del vídeo sea lo más natural posible.

 

En cuanto al modo de convertirse en un profesional de la traducción también hay que tener en cuenta que una buena decisión para destacar sobre los demás es el de contar con un título. Aunque, como se ha dicho anteriormente, no es una obligación. En este sentido, España cuenta con el Grado en Traducción e Interpretación universitario que, con cuatro años de duración, se centra en la adquisición de las competencias necesarias que facilitan el acceso al mercado laboral, incluyendo la realización obligatoria de prácticas en empresas

 

Este título universitario aporta un plus entre las personas que quieren dedicarse a la traducción profesional. Otro plus es el de conseguir ser experto en alguna materia en concreta como, por ejemplo, Economía, Medicina o Ingeniería. La especialización en áreas concretas como pueden tener las personas con dos lenguas maternas y hayan estudiado una licenciatura les otorga un plus a la hora de hacer traducciones para sectores específicos que requieren un conocimiento profundo del vocabulario, normalmente muy técnico y dirigido a especialistas.

 

La necesidad del título para hacer traducciones jurados

Mención aparte requieren las traducciones juradas, ya que las personas que las realizan sí que tienen la obligación de contar con un título y un aval. La traducción jurídica es aquella traducción de documentos públicos o privados con una gran parte de su contenido legal y jurídico. La figura del traductor jurado es necesaria en todos aquellos documentos traducidos que requieren una firma y un sello para garantizar su veracidad y su exactitud respecto el documento original.

 

Hoy en día, España sólo permite acceder a la condición de traductor jurado por medio de un examen que es convocado por la Oficina de Interpretación de Lenguas dependiente del ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.


Para hacer este examen, además, tiene que cumplir una serie de requisitos como son ser mayor de edad, tener la nacionalidad española, de un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo y poseer un título español de Graduado o Licenciado Universitario, Ingeniero Técnico, Arquitecto Técnico o equivalente.

baner denuncia sistemajudicialcorruptoO sistema xudicial é pouco confiable segundo a maioría dos españois. Esta malfunción débese, principalmente, á impunidade dos funcionarios (policías, fiscais e autoridades xudiciais) e dos profesionais privados: avogados, procuradores e os colexios profesionais de ambos.
Esta disfunción xudicial esnaquiza a vida de demasiadas vítimas e ANVIPED foi creada en 2014 para defenderlles e así acabar con esta impunidade da que deriva o seu mal funcionamento.
Debemos crear asociacións para defendernos da "violencia que exerce o Estado" (Foro Social Mundial, 2011) Os xuíces españois case nunca cumpren a lei, polo que só traballamos en casos que incumplan leis europeas (dereito comunitario) para levalos ao Tribunal de Xustiza Europeo...(+)   ¡¡¡ Únete a nos !!!